Última hora

El estancamiento de los smartphones lastró el beneficio de Samsung en 2015

Seúl, 28 ene (EFE).- El menor ritmo de ventas de smartphones lastró el beneficio de Samsung Electronics en 2015, una tendencia que también amenaza con empeorar su ganancia en el actual ejercicio, anunció hoy el gigante tecnológico surcoreano.

Samsung registró un beneficio neto de 19 billones de wones (14.392 millones de euros/ 15.694 millones de dólares) el año pasado, un 18,53 por ciento menos que en 2014, según los resultados publicados hoy por la compañía.

Este retroceso se debió sobre todo al estancamiento de las ventas de teléfonos inteligentes de alta gama, así como de microchips, televisores y ordenadores personales, según explicó la compañía en un comunicado.

Su facturación por ventas retrocedió un 2,69 por ciento hasta 200,6 billones de wones (151.946 millones de euros/ 165.945 millones de dólares), aunque su beneficio operativo ascendió a 26,4 billones de wones (19.998 millones de euros/ 21.807 millones de dólares), un 5,55 por ciento más que el año precedente.

Los resultados del fabricante surcoreano se han visto perjudicados por la competencia creciente de fabricantes chinos de smartphones, y por la mayor fracción de mercado que ocupan los teléfonos móviles de baja gama, menos rentables que otros dispositivos de calidad superior, según los analistas.

Samsung también ha acusado la caída de la demanda mundial de teléfonos inteligentes, y en especial en China y en otros mercados emergentes, una coyuntura que también afecta a la estadounidense Apple, su principal competidor internacional.

Aún así, el fabricante surcoreano se mantuvo como líder mundial en la venta de smartphones en 2015, con un total 319 millones de unidades vendidas, lejos de Apple, que colocó 231 millones de unidades.

De cara al ejercicio en curso, Samsung prevé que las antes citadas “condiciones desafiantes de negocio” hagan difícil mantener el volumen de beneficio neto registrado el año anterior.

En la misma línea, analistas locales estiman que el fabricante surcoreano registrará en 2016 un nuevo descenso de su ganancia, que sería el segundo consecutivo tras encadenar varios años de aumentos.

Samsung aspira a lograr un nuevo impulso con el lanzamiento del último modelo de su smartphone estrella, el Galaxy S7, cuya presentación está prevista en el Congreso Mundial de Móviles que se celebra en febrero en Barcelona (España).

A lo largo de este año, la empresa también planea lanzar nuevos modelos de móviles de baja gama, así como incrementar las ventas de sus relojes inteligentes (“smartwatches”) y de otros dispositivos de “tecnología ponible” (“wearable devices”).

Los resultados de Samsung para todo 2015 quedaron afeados por un cuarto trimestre del año especialmente negativo, en el que el beneficio neto de la compañía se hundió un 39,7 por ciento interanual hasta 5,34 billones de wones (4.049 millones de euros/4.413 millones de dólares).

El negocio de telefonía móvil de Samsung, que le aporta aproximadamente la mitad de sus ingresos totales, registró un beneficio neto de 2,23 billones de wones (1.691 millones de euros/ 1.843 millones de dólares) en el cuarto trimestre del año, un 13 por ciento más que el año anterior.

No obstante, la cifra supone casi la tercera parte de las ganancias obtenidas en el primer trimestre de 2014, cuando Samsung alcanzó un pico de rentabilidad que desde entonces no ha podido igualar.

Tras el anuncio de sus resultados, los títulos de la compañía se devaluaron hoy un 2,55 por ciento en la Bolsa de Seúl.

Acerca de ProfesionalesHoy (11531 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy