Gerard López: “Mi negocio energético ha nacido a través de la Fórmula 1”

Madrid, 31 ene (EFE).- El empresario y multimillonario Gerard López afronta 2016 con optimismo, tras un 2015 marcado por la consolidación de su negocio energético, fraguado en parte gracias a los contactos de su paso por la Fórmula 1 como presidente del equipo Lotus, entre los que se encuentra el presidente ruso, Vladimir Putin.

López, hijo de inmigrantes gallegos y emprendedor desde los 20 años, ha repasado con Efe tanto la actualidad política del país como la gestación inicial de su rápido ascenso, que le ha llevado desde a invertir en los inicios de Skype, a apostar por la Fórmula 1 o a poner el foco en las reservas de gas de Yamal, en Siberia.

Pregunta: ¿Qué ha supuesto 2015 para Gérard López? ¿Cuáles han sido sus principales inversiones durante el pasado año?

Respuesta: Ha sido un año interesante, sobre todo, con la concreción de nuestra estrategia en energía con Nektom. También interesante a nivel financiero, dictado por el precio del petróleo. Sí, ha sido un año bastante bueno.

P: ¿A qué se dedica Nektom?

R: Nektom realiza un intermediado de productos brutos y transformados de gas, petróleo y minería. Cuando a un gobierno le hace falta construir carreteras u otra cosa, entramos y compramos materia prima, negociamos precio, etc. En los últimos 12 meses tenemos propuestas por algo más de 5 millones de dólares. También somos socios de Rise Capital (empresa centrada en inversiones en la península de Yamal, la mayor reserva de gas del mundo).

P: Usted ha reconocido abiertamente en varias ocasiones que ha sido dueño del equipo Lotus principalmente para hacer negocios en el ‘paddock’. ¿Cuál ha sido la rentabilidad de dicha presencia y por qué decidió venderlo?

R: Ha sido importante porque todo el negocio en el sector energético ha nacido a través de la Fórmula 1. Y lo vendí porque llegó un momento en el que, si no puedes cambiar el mundo en el que te mueves como equipo, tienes que cambiar el equipo.

P: ¿Y por qué decidió invertir en Rusia?

R: Llevamos haciendo inversiones en Rusia algo más de 15 años y siempre nos ha ido bien. Entendemos bien la cultura rusa.

P: ¿Cómo ha afectado el desplome del precio de los hidrocarburos en sus inversiones allí?

R: Ha sido interesante, ya que muchos contratos son de financiación a largo plazo. Si la expectativa es que siga bajando muchísimo, es malo para nosotros. Si la expectativa es que estamos cerca de un punto más bajo y detrás hay un aumento del precio en 2-3 años, no es mal negocio.

P: ¿Algún proyecto o inversión en mente a corto plazo? ¿Ha pensado en España para estas oportunidades?

R: Cuando el mercado está como está, la mejor manera es tener toda la flexibilidad del mundo. Si las oportunidades se dan iremos a por ellas. Sobre España, estamos en medio de proyectos que nos interesan, pero ahora hay una cierta incertidumbre política y estamos a la espera.

P: ¿Cómo ve la actual situación política española? Si tuviera que “invertir” en un partido político o en alguna alianza para el Gobierno, ¿cuál sería?

R: Tengo la facilidad de ser apolítico, si no lo fuese no podría estar mezclando los países que mezclo para hacer negocios. Yo apostaría por alguna forma de estabilidad. Si hay inestabilidad las cosas se pondrán difíciles.

P: En cuanto a la gestación de su historia. ¿Qué lleva a un chaval de diecisiete años, que vende zapatillas de deporte, a realizar un software para una empresa? ¿De dónde proviene ese afán inversor?

R: A los 17 lo que hice fue escribir código para una empresa que quería lanzar un sistema de antirobo. Asistí a una cena de mi padre con una persona de la empresa, y le dije: si quieres te lo hago yo. Sin más. Ese producto le interesó a otras empresas en la región y así empezó.

P: Si a esa edad hubiera escrito qué quería ser de mayor, ¿hubiera escrito su actual vida?

R: A esa edad fue un abrir de ojos, entendí que podría llevar mi propio camino utilizando esa capacidad de programar y entender la tecnología. A los 17 tenía una ambición de libertad, solo eso.

P: Todo este tiempo de inversiones conlleva un riesgo continuo. ¿Alguna vez ha sentido que lo perdía todo?

R: No, porque nunca piensas que lo has ganado todo tampoco. Siempre he disfrutado del momento y nunca he estado obsesionado por tener dinero, quizás por eso tengo la libertad de hacer lo que hago.

P: ¿Cuánto hay de talento, cuánto de trabajo y cuánto de suerte en su éxito?

R: La suerte está bien repartida. Oportunidades las tenemos todos, hay pocos que las ven y menos que las utilizan. El talento viene cuando se cumple esa conexión entre estar en el sitio adecuado y saber lo que haces. Conozco poca gente que falla si trabaja duro, hace lo que le gusta y sabe lo que hace.

Acerca de ProfesionalesHoy 15751 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy