Méndez (UGT) pide “un esfuerzo supremo” para pactar un “Gobierno de cambio”

Palma, 5 feb (EFE).- El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha pedido hoy a los partidos que negocian la conformación del próximo ejecutivo que hagan “un esfuerzo supremo” para constituir “un Gobierno de cambio”, que es la voluntad expresada en las urnas el pasado 20 de diciembre “por 15 millones de votantes”.

“Una repetición de las elecciones sería la constatación de un fracaso”, y además “lo que dicen las encuestas es que no cambiaría sustancialmente la situación” y el país entraría “en el día de la marmota”, ha dicho Méndez en Palma antes de participar en una reunión con delegados del sindicato en Baleares.

El líder de UGT ha eludido expresar su preferencia respecto a qué partidos deberían sustentar al nuevo Gobierno, pero ha reiterado que su organización apuesta por “un cambio profundo” que se manifieste en la lucha contra el paro y la desigualdad y la reposición de los derechos arrebatados a los ciudadanos en los últimos años.

Ese Gobierno tendrá que afrontar además una “negociación con Bruselas” para dejar “meridianamente claro” a los responsables comunitarios “que el aumento de la desigualdad” y de la deuda pública “tienen muchísima relación con las políticas de austeridad”, ha dicho.

Méndez ha criticado que la Comisión Europea advirtiera ayer a España que tendrá que hacer nuevos ajustes para reducir su déficit en hasta 20.000 millones de euros, un aviso que “no es ni lógico ni aceptable”. “En Bruselas están sonando de nuevo tambores de guerra”, ha afirmado.

El líder sindical, que ha celebrado que con el encargo del Rey a Pedro Sánchez para formar Gobierno se haya superado “una situación de bloqueo que no tenía sentido”, se ha congratulado también de que el candidato socialista centre el diálogo en el programa de gobierno.

“El PP ha sido el más votado, tiene más de 7 millones” de sufragios, “pero hay 15 millones de votos que han votado a otros partidos que han enviado un mensaje inequívoco de cambio”, ha incidido.

Para UGT, ese cambio pasa por “centrar todos los esfuerzos compromisos en desarrollar políticas que permitan aumentar la cantidad y la calidad en el empleo, y luchar contra las desigualdades”.

Méndez ha enumerado una serie de “políticas urgentes” entre las que ha destacado una que considera que debería impulsarse desde el Congreso sin necesidad de esperar a la formación de un nuevo Gobierno: instaurar una renta mínima de 426 euros para personas sin recursos ampliable en función de los miembros de la unidad familiar, de duración indefinida y con consideración de derecho universal.

Ha recordado que esta medida, que beneficiaría a unos 2,1 millones de ciudadanos, ha sido objeto de una iniciativa legislativa popular ya registrada en el Congreso, con contó con el respaldo de los partidos de izquierdas y que “incluso el PP podría estar en disposición” de apoyar.

Además, Méndez ha considerado prioritario que el nuevo Gobierno eleve el salario mínimo interprofesional por encima de la “cuantía ridícula” de los 647 euros hasta al menos los 800 euros “en un horizonte que no debería pasar de 2017”.

Igualmente ha reclamado la “derogación de la reforma laboral de 2012 y su sustitución por la devolución de los derechos expoliados”, puesto que ha propiciado un “abuso duro y descarnado con prácticas ilegales de contratación a tiempo parcial”.

Méndez ha apuntado que aunque la derogación de la reforma laboral también podría llevarse a cabo sin esperar a la investidura de un nuevo presidente, “el debate sobre la reposición de derechos puede traer mayor complejidad”.

El secretario general de UGT se ha reunido hoy con la dirección y los delegados del sindicato en Baleares en el marco de sus contactos con las federaciones de cara al congreso confederal que la organización celebrará a partir del 9 de marzo, en el que no concurrirá a la reelección.

Acerca de ProfesionalesHoy 13509 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy