París y Berlín piden a la UE acelerar su acción por el crecimiento económico

París, 9 feb (EFE).- París y Berlín instaron hoy a la Unión Europea (UE) a que acelere su gestión de la lucha contra la financiación del terrorismo y su acción en favor del crecimiento económico, en un momento en que, según coincidieron, la modificación inmediata de los tratados comunitarios no es realista.

En su 48 consejo económico y financiero bilateral, con la presencia en París de los ministros respectivos del ramo y de los gobernadores de sus bancos centrales, ambos países apoyaron la aplicación rápida de las medidas aprobadas en esos ámbitos y que se eleve su ambición.

Su llamamiento conjunto, según el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, se produce conscientes de su peso en el seno de la UE, a la que reclamaron unidad y dar la espalda a las tentativas de repliegue pese a las actuales amenazas.

Acabar con las fuentes de financiación del terrorismo, poner en marcha una iniciativa global para responder al desafío migratorio, movilizar la inversión pública y privada, promover los intercambios comerciales y la economía digital, luchar contra la evasión fiscal y profundizar en la unión bancaria fueron citadas como prioridades.

“Queremos hacer progresar la eurozona con las posibilidades existentes sin tener que cambiar los tratados, porque a corto plazo es una cuestión difícil, pero debemos tener en mente una integración más fuerte que permita dar a cada actor económico ese horizonte necesario para que el crecimiento se fortalezca”, dijo Sapin.

Su primer reclamo a la UE fue dirigido al plan de acción lanzado a principios de mes por la Comisión Europea (CE) para reforzar la lucha contra la financiación del terrorismo, que pidieron que se aplique cuanto antes.

Ambos gobiernos ven indispensable reforzar los poderes de las autoridades encargadas del combate contra el blanqueo de capitales y solicitaron limitar los riesgos ligados a ciertos medios de pago anónimos con un tope, por ejemplo, a las transacciones en efectivo.

París y Berlín dijeron también ser conscientes del desafío que presenta la crisis migratoria y pidieron a la UE que se mantenga unida tanto en su gestión como en la protección de sus fronteras exteriores, “para salvaguardar las libertades existentes en el espacio Schengen”.

La defensa de la UE hizo mención especial a la hipotética salida del Reino Unido: “Deseamos que se quede, facilitar las discusiones, dar a los responsables británicos los argumentos necesarios, pero al mismo tiempo -dijo Sapin- reiteramos nuestro compromiso con la eurozona”.

Los participantes confiaron en una recuperación progresiva del crecimiento en la zona euro y pidieron que a nivel europeo se relance la inversión, prosigan las reformas estructurales y se refuerce la competitividad.

“El crecimiento actual no es suficiente como para que nos durmamos en los laureles”, resumió el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble.

Francia y Alemania, desde esa tribuna común, pidieron a la CE movilizarse en favor del comercio justo y la apertura de mercados, pero proteger a la industria europea contra las prácticas “desleales”, que afectan principalmente al acero, los materiales de construcción, la madera y el papel.

Los dos países acordaron promover la digitalización de la industria y cerrar un protocolo de acuerdo al respecto en su consejo de ministros franco-alemán del 7 de abril en Metz (noroeste de Francia), y apostaron por redoblar los esfuerzos contra la evasión fiscal y la “optimización fiscal agresiva”.

“Francia y Alemania comparten una responsabilidad particular en la eurozona por su peso económico y su historia común”, señaló su comunicado conjunto, en el que reafirmaron su intención de seguir trabajando para la consecución de la unión bancaria.

Acerca de ProfesionalesHoy 12602 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy