Los Verdes denuncian pérdidas fiscales de 1.000 millones de euros por “ingeniería” de IKEA

Bruselas, 13 feb (EFE).- Los Verdes en la Eurocámara denunciaron hoy unas pérdidas de 1.000 millones de euros en ingresos fiscales en países europeos durante al menos seis años por un presunto sistema de ingeniería fiscal empleado por la multinacional sueca IKEA a través de entidades en Holanda, Bélgica, Luxemburgo y Liechtenstein.

En un informe dado a conocer hoy, el Grupo Verdes/ALE en el Parlamento Europeo (PE) revela nuevos datos “sobre la estrategia de planificación fiscal agresiva de IKEA”.

El escándalo LuxLeaks, un juego de palabras entre los términos en inglés de “filtraciones” y “Luxemburgo”, puso en 2014 por primera vez nombre a casi 340 multinacionales con las que Luxemburgo pactó ventajas fiscales secretas entre 2002 y 2010, entre ellas IKEA.

En el estudio de Los Verdes se detalla “cómo la multinacional sueca se estructuró para evadir más de mil millones de euros en impuestos entre 2009-2014”, señalaron en un comunicado.

La compañía sueca lo hizo, según la investigación europarlamentaria, mediante dos fundaciones secretas, una en Holanda y otra en Liechtenstein, cuatro “paraísos fiscales” -Holanda, Liechtenstein, Bélgica y Luxemburgo-, una “manipulación de impuestos amistosa” en Holanda y un acuerdo privilegiado con Luxemburgo.

Una de las técnicas empleadas presuntamente por IKEA consiste en que cada tienda de la cadena sueca haga el pago de regalías por el derecho del uso de la marca a una filial con sede en Holanda, que sólo actúa como un “conducto”.

Las subsidiarias del grupo IKEA y otras franquicias reducen sus beneficios pagando una cuota del 3 % por regalías, que acaban en Holanda, y lo que se tributa es consecuentemente reducido desde un 35 % en Bélgica y hasta un 64 % en Francia, señalan los Verdes.

Así se transferirían pagos a Holanda libres de impuestos que acaban su mayoría en una fundación secreta en Liechtenstein, aseguran los eurodiputados.

Además, en Luxemburgo, la subsidiaria tributaría sólo el 0,06 %, por lo que prácticamente no paga impuestos allí.

En Liechtenstein, los dividendos recibidos de subsidiarias extranjeras -en este caso en Luxemburgo- son libres de impuestos, según el informe de los Verdes, que aseguran que se trata de dinero que no paga impuestos y pertenece a una fundación secreta.

Los Verdes calculan que sólo en el año 2014 hubo unas pérdidas fiscales por este sistema de Ikea de 7,7 millones de euros en España, que se elevan hasta los 35 millones euros en Alemania y 24 millones de euros en Francia.

El eurodiputado Ernest Urtasun, junto a otros eurodiputados del Grupo Verdes, ha enviado una carta a la comisaria de Competencia Margrethe Vestager, y al comisario responsable de Asuntos Fiscales, Pierre Moscovici, para instarles a abrir un procedimiento por infracción por esta presunta ingeniería fiscal.

Urtasun, miembro de la Comisión Especial sobre Resoluciones Fiscales creada a raíz de “LuxLeaks” en la Eurocámara, afirmó en un comunicado que “IKEA es una más de las muchas multinacionales que utiliza todas las argucias posibles, siempre al límite de la legalidad, para pagar menos impuestos de lo que corresponde”, pero “sabemos que muchas otras empresas aplican modelos similares.

“Exigimos una respuesta inmediata de la Comisión Europea”, recalcó, al tiempo que pidió “medias legislativas valientes” para acabar con estas prácticas, señaló.

Acerca de ProfesionalesHoy 14530 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy