Catar, Arabia Saudí, Rusia y Venezuela acuerdan congelar la producción de crudo

Doha, 16 feb (EFE).- Los Gobiernos de Catar, Arabia Saudí, Rusia y Venezuela acordaron hoy congelar la producción de petróleo a sus niveles de enero, para estabilizar el precio del crudo en los mercados internacionales, en una reunión que estos cuatro países productores han celebrado en Doha.

El ministro de Energía catarí y presidente de turno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Mohamed Saleh Al Sada, fue el encargado de anunciar el acuerdo, alcanzado con su homólogo ruso, Alexander Novak, el titular saudí de Petróleo y Recursos Minerales, Ali al Naimi, y el ministro venezolano de Petróleo, Eulogio del Pino.

Esta medida, en opinión del anfitrión, “no solo beneficiará a los productores y exportadores de petróleo, sino a la economía global”, que se ha visto sacudida recientemente por la caída del precio del crudo a sus niveles más bajos desde hace 12 años, debido a la sobreoferta en el mercado.

Al Sada deseó que los demás grandes productores, tanto miembros como no miembros de la OPEP, sigan su ejemplo y para ello dijo que emprenderá “inmediatamente” una ronda de contactos y negociaciones con países como Irán e Iraq.

Asimismo, señaló que se han tenido en cuenta todos los factores fundamentales que afectan a la economía de la industria petrolera, así como a la mundial, antes de tomar esta decisión.

El ministro venezolano de Petróleo explicó a EFE que cree que los demás países aceptarán la medida adoptada hoy en Catar, apoyada por dos de los mayores productores de crudo mundiales: Arabia Saudí y Rusia.

Según Del Pino, para Venezuela es muy importante que se estabilice el mercado y se pague un “precio justo” por el petróleo para mantener el nivel de inversión necesario para sostener la producción de crudo.

“Venezuela ha estado desempeñando siempre un papel en nombre de la defensa del precio justo del petróleo”, aseguró el ministro del país caribeño en rueda de prensa, antes de adelantar que mañana se reunirá con los ministros de Iraq e Irán en Teherán.

Por su parte, el ministro saudí de Petróleo y Recursos Minerales, señaló que el acuerdo suscrito hoy para una congelación potencial de la producción es “simplemente el principio de un proceso” y la primera medida de otras que podrían tomar.

“Valoraremos durante los próximos meses y decidiremos si debemos tomar otras medidas para estabilizar y mejorar el mercado”, señaló Al Naimi.

El titular saudí aseguró que él y sus socios no quieren “grandes variaciones” en los precios, ni reducir la producción, sino cubrir la demanda en el mercado y tener un precio estable del petróleo.

Ese precio estable, según Al Naimi, es el que establezca la oferta y la demanda.

El analista financiero Abdulrahim al Hor subrayó a Efe que el acuerdo afectará al precio del crudo en los mercados y ayudará a estabilizarlo, pero apuntó que no hará que aumente porque, según él, el impacto de esta medida es “más emocional que real”.

Al Hor recordó que en enero de 2016 el crudo ya se situaba por debajo de los 30 dólares el barril.

“Para establecer un precio justo del crudo, es necesario un trato entre productores y clientes, teniendo en cuenta todos los factores y variaciones”, señaló el analista.

El barril de Brent, de referencia en Europa, llegó hoy a cotizar a 35,5 dólares -un 6,3 % más que al cierre del lunes- a las 8.01 GMT, aunque a medida que los inversores fueron analizando el acuerdo, fue moderando su repunte y finalmente cerró a 32,18 dólares, un 3,62 % menos que en la jornada anterior.

El director de la Red de investigación de energía global de la Warwick Business School británica, David Elmes, dijo a Efe que la iniciativa de los cuatro productores “es un interesante primer paso de cara a poner un techo a la producción”, pero recordó que el nivel de enero “es aún demasiado alto”.

Según el experto, la iniciativa de Doha envía un mensaje positivo a los inversores, pero “se requerirán más medidas” para reequilibrar el mercado.

Por su parte, Argelia volvió hoy a pedir una reducción de la cuota de producción de crudo y subrayó que su país seguirá intentando convencer de ello a sus colegas de la OPEP.

Argelia, como otros países productores cuyas economías dependen fundamentalmente del oro negro, se está viendo afectada por la caída del precio de petróleo, que se ha devaluado en torno al 75 por ciento por el exceso de suministro en el mercado en el último año y medio.

Esta caída ha forzado a las ricas monarquías del golfo Pérsico a llevar a cabo recortes en sus presupuestos generales para tratar de limitar el déficit público.

Acerca de ProfesionalesHoy 14865 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy