PSOE y C’s cambian el contrato temporal por otro con indemnización creciente

Madrid, 24 feb (EFE).- PSOE y Ciudadanos han acordado fijar un nuevo contrato “estable y progresivo” con una duración máxima de dos años, que sustituye al actual contrato temporal y que contempla una indemnización creciente, mayor a la actual en el caso de despido objetivo, pero menor cuando se trata de despido improcedente.

El acuerdo para un gobierno reformista y de progreso, suscrito hoy por ambos partidos, las modalidades de contrato se reducen a tres: el indefinido para la cobertura de puestos de trabajo fijos, el estable y progresivo para puestos de trabajo de una duración determinada y el de relevo y para la formación.

Según el documento, el nuevo contrato estable y progresivo tiene como objetivo reforzar la protección de los trabajadores y evitar la precariedad derivada de una excesiva rotación no justificada, incentivando su conversión en un contrato indefinido al cumplirse los dos años.

Desde el 1 de enero de 2015 la indemnización para los contratos temporales está fijada en 12 días por año trabajado, igual que para el primer año del nuevo contrato propuesto por PSOE y C’s en caso de finalización del trabajo o de despido objetivo (causas económicas, organizativas, productivas o técnicas), en tanto que el segundo año sube a 16 días.

No obstante, en el caso de despido improcedente en la actualidad los contratos temporales disfrutan de la misma indemnización que los indefinidos, 33 días por año trabajo, mientras que PSOE y C’s proponen bajarla a 20 días el primer año de contrato y a 25 días el segundo.

El tercer año, en el que el contrato progresivo propuesto por PSOE y C’s pasaría a ser indefinido, la indemnización es ya la misma que disfrutan los trabajadores fijos en la actualidad, 20 días por despido objetivo y 33 por improcedente, que antes de la reforma laboral del PP eran 45 días.

La propuesta de ambos partidos recupera asimismo el denominado “fondo austríaco”, ya previsto por el PSOE en su reforma laboral de 2010 si que llegara a desarrollarse.

El nuevo fondo se hará cargo del pago de 8 días por año de antigüedad en la indemnización que corresponda en caso de despido individual o colectivo.

Cuando la empresa convierta contratos estables en indefinidos se tomará en consideración la totalidad de la antigüedad del trabajador a efectos de calcular los días acumulados en dicho fondo, en tanto que si los trabajadores no recurren al fondo a lo largo de su carrera laboral acumularán su importe para la pensión de jubilación.

El documento también introduce penalizaciones a las empresas que abusen de la rotación laboral mientras que incentiva a las que crean empleo estable mediante reducciones en las cotizaciones sociales.

Para favorecer la estabilidad laboral, se permite a las empresas formas de flexibilidad y adaptación capaces de responder a los desafíos económicos y tecnológicos “de forma que el despido sea el último instrumento de ajuste”.

El documento también propone sustituir la inmensa mayoría de las exenciones y reducciones que supongan una merma en los ingresos a la Seguridad Social “por programas eficaces para reintegrar a los desempleados en el mercado laboral, reorientar las bonificaciones para la conversión de temporales en indefinidos y centrarse en los colectivos más vulnerables”.

También plantean un plan de recolocación externa de trabajadores despedidos destinado a mayores de 45 años, desvinculados de su empresa de manera voluntaria o forzosa, como consecuencia de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en un proceso de reestructuración empresarial.

En el ámbito de la formación, el texto plantea cheques destinados a desempleados para la realización de cursos de formación de su elección.

Además, hace hincapié en un programa de subvenciones para las empresas que contraten a parados de larga duración, que irá dirigido especialmente a aquellos parados con escasa experiencia laboral o que requieran de movilidad sectorial u ocupacional para su integración.

Las personas desempleadas de larga duración que no dispongan de prestaciones y que requieran de un proceso de formación para su reinserción en el mercado de trabajo tendrán derecho al cobro de una renta de reintegración durante la duración del proceso de formación.

Acerca de ProfesionalesHoy 15838 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy