La demanda nacional impulsa el PIB español a su tasa más alta desde 2007

Madrid, 25 feb (EFE).- La demanda nacional, especialmente el consumo privado y la inversión, fue el motor de crecimiento en 2015, año en el que el PIB avanzó el 3,2 %, la tasa más elevada desde 2007.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado hoy este dato, así como el 0,8 % de crecimiento en el cuarto trimestre respecto al anterior.

El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, considera que estas cifras muestran que se empieza a ver un cambio en el patrón de comportamiento de la economía, que ha conseguido “generar empleo” y “tener un dinamismo importante”.

De Guindos subraya que la economía española ha crecido más del doble de lo que lo hizo la europea y apunta que la situación de España se ha visto fortalecida por factores muy importantes como la exportación y la inversión, “lo que es una indicación clara de que la española es una economía competitiva”.

Dentro de la demanda nacional (que tuvo una contribución de 4,1 puntos al crecimiento anual del PIB trimestral), destacó el crecimiento anual del 3,5 % en el gasto en consumo final de los hogares (frente al 3,6 % en el tercer trimestre) y el incremento del 6,4 % de la formación bruta de capital fijo (6,7 % los tres meses precedentes).

El gasto en consumo final de las Administraciones Públicas presentó una variación anual del 3,7 %, siete décimas superior a la del trimestre precedente.

La inversión en construcción disminuyó seis décimas su tasa anual, y se situó en el 4,6 %, como consecuencia del comportamiento agregado de la inversión en vivienda y de la inversión en ingeniería civil y otras construcciones.

La demanda exterior neta de la economía española registró una contribución negativa de 0,6 puntos (-0,7 en el trimestre precedente), debido a un mayor incremento respecto al trimestre anterior de la tasa de crecimiento de las exportaciones (del 4,5 % al 5,3 %) frente a la de las importaciones (del 7,2 % al 7,7 %).

El empleo, en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, registró una variación trimestral del 0,6 %, una décima inferior a la registrada en el tercer trimestre.

En comparación anual, el empleo aumentó el 3,0 %, una décima menos que la del tercer trimestre, lo que supone un incremento de aproximadamente 495.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

Asimismo, la remuneración de los asalariados pasó su tasa anual del 3,8 % al 4,3 %, debido a la desaceleración en cuatro décimas de la variación del número de asalariados (del 3,7 % al 3,3 %) y al aumento en ocho décimas de la remuneración media por asalariado (del 0,1 % al 0,9 %).

El valor del PIB a precios corrientes para el conjunto del año 2015 se situó en 1.081.190 millones de euros, lo que supone una tasa de variación nominal del 3,8 % respecto al año anterior.

Por parte del PSOE, su secretario de Economía, Manuel de la Rocha Vázquez, afirma que España necesita un cambio reformista, “sin más demora”, para apuntalar el crecimiento en “cimientos sólidos”.

La CEOE incide en que 2015 fue el año de consolidación de la recuperación, con un patrón de crecimiento “más equilibrado”, donde a pesar del dinamismo de la demanda interna, hubo una contribución menos negativa del sector exterior.

La Cámara de Comercio de España asegura que es “imprescindible” que se garantice la estabilidad política e institucional para consolidar la senda de crecimiento económico.

Por el lado sindical, UGT afirma que el crecimiento de la economía sigue sin consolidarse y sin trasladarse al bienestar de los ciudadanos y de los trabajadores.

Acerca de ProfesionalesHoy 16306 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy