Eurocloudexpo

Última hora

Uno de cada cuatro jubilados en Alemania debe terminar de pagar su vivienda

Fráncfort (Alemania), 28 feb (EFE).- Uno de cada cuatro jubilados en Alemania debe terminar de pagar su vivienda en propiedad y, probablemente, estará endeudado hasta el final de su vida.

Así se desprende de un estudio que han realizado la empresa inmobiliaria Deutsche Leibrenten y el Instituto para Ciencias sobre Seguros de la Universidad de Colonia.

Para elaborar el estudio entrevistaron a 400 propietarios de un inmueble en edad de jubilación.

Un 23 % de los ancianos mayores de 69 años todavía debe terminar de pagar su vivienda en propiedad.

En el caso de los ancianos entre 80 y 92 años el porcentaje asciende al 24 %.

Hay que tener en cuenta que en Alemania solo un 53 % de la población es propietaria de una vivienda.

El estudio muestra que existe en Alemania, donde la edad de jubilación es de 67 años para trabajadores nacidos después del año 1964, un grupo de jubilados que no está bien, pese a que en general el nivel de las pensiones es bueno y los pensionistas tienen buen poder adquisitivo.

Las personas mayores sin recursos reciben ayuda social en Alemania, país en el que para tener derecho a una pensión es necesario haber cotizado como mínimo cinco años pero no existe una pensión mínima.

La pensión media de jubilación en Alemania en 2015 fue de unos 1.100 euros en el Oeste y de 980 en el Este y se prevé que en el 2050 sea de 1.170 en todo el país.

Desde hace tiempo en Alemania se advierte a la población de que el régimen legal de la seguridad social para jubilación, las pensiones públicas, no va a ser suficiente para mantener el nivel de vida que se ha tenido y se recomiendan seguros privados adicionales que cubran esta diferencia.

Existen dos tipos de planes personales voluntarios incentivados fiscalmente y subvencionados por el Estado, que son las Riester-Rente y las Rürup Rente, disponibles desde 2005.

Riester-Rente lleva el nombre de su creador, el político socialdemócrata Walter Riester, que fue ministro de Trabajo entre 1998 y 2002 y diseñó la reforma de las jubilaciones en el año 2000.

Rürup Rente, que lleva el nombre del economista Bert Rürup, son rentas vitalicias y también desgravan.

Algunos expertos critican que las Riester-Rente no ofrecen las rentabilidades que prometieron dado el bajo nivel de los tipos de interés desde el estallido de la crisis financiera y que muchas ofertas tienen muchos costes encubiertos que reducen los rendimientos.

Asimismo este bajo nivel de los tipos de interés va a llevar a que muchas personas tengan menos dinero disponible en el futuro.

Se prevé que las pensiones públicas se reduzcan alrededor del 20 % hasta el año 2030.

El número de asegurados en Alemania y las contribuciones se reduce como consecuencia del envejecimiento de la población.

“Si en la vejez propietarios de una vivienda ya no logran pagar su crédito, para los herederos significa tal vez una mala sorpresa”, según Deutsche Leibrenten, una empresa inmobiliaria privada.

Muchos propietarios planifican la financiación de su inmueble en buenas épocas pero después algunos acontecimientos inesperados en la vida pueden hacer que no lleguen a amortizar por completo el crédito inmobiliario antes de llegar a la jubilación.

El desempleo temporal, una enfermedad, una separación, la muerte de la pareja o los costes de una amplia reforma son los acontecimientos que con más frecuencia impiden terminar de pagar la hipoteca antes de la jubilación.

Para muchos ancianos en edad de jubilación el pago de la hipoteca del piso o la casa supone una “carga financiera notable” a la que a veces también se suman costes para la salud y el cuidado.

Por ello a muchos propietarios no les queda otra alternativa que vender y mudarse a un piso más barato pese a que les resulte muy difícil en esa edad, según el estudio.

Deutsche Leibrente ofrece una alternativa que evita la mudanza, compra el inmueble y permite residir a los ancianos en la vivienda sin tener que pagar alquiler y pagándoles una pensión de por vida.

Por ejemplo para una pareja en la que ambos tienen 75 años, que tienen un inmueble valorado en 250.000 euros, el derecho a seguir residiendo ascendería a 800 euros mensuales y la pensión a 650 euros, en total 1.450 euros mensuales.

Acerca de ProfesionalesHoy (11577 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy