Última hora

Hacienda no descarta que Afinsa blanqueara dinero con subastas de sellos

Madrid, 2 mar (EFE).- La inspectora de Hacienda María Teresa Yabar, cuyo informe llevó a la intervención de Afinsa en 2006, ha declarado hoy en la Audiencia Nacional que los exdirectivos de la empresa “calentaban” las pujas de sellos para aumentar su valor quizás con la intención de blanquear fondos.

En concreto, la inspectora se ha referido a las subastas de sellos en las que los exdirectivos acusados, entre ellos el fundador de Afinsa, Albertino de Figueiredo, pedían determinados “favores” para que se “calentaran” las pujas y que el valor de los sellos aumentase.

Posteriormente, ha relatado Yabar, Afinsa recompraba los fondos, lo que en su opinión “quizás era su manera de blanquear fondos”.

Yabar ha asegurado también ante el juez que en su opinión Afinsa “ocultó” su situación económica real, que los sellos que le mostraron “daban risa”.

También ha calificado de “paripé” el sistema de compraventa de sellos con el que, según su opinión como experta, Afinsa trataba de “justificar” las pérdidas debidas a la “nula revalorización” de la filatelia, y ha explicado que la situación de la entidad era “insostenible” en el tiempo.

A preguntas del fiscal Alejandro Luzón, Yabar ha explicado que muestreó una gran cantidad de sellos y que en muchas ocasiones éstos se recompraban al precio pactado y después volvían a colocarse a otros inversores a un precio incluso menor, por lo que la “pretendida revalorización” del 6 % que Afinsa prometía no tenía relación con el valor real del sello, ni con el catálogo.

En este sentido, la inspectora se ha referido en concreto a un sello de Chipre que aparecía repetidas veces -más de 300- en los registros de Afinsa, lo que era “imposible”, por lo que pidió verlos y asegura que los encontró en pésimas condiciones.

“Después de esto ya no necesité ver más”, ha afirmado tajante, volviendo a calificar de “paripé” la forma en que la filatelia estaba almacenada en estuches, porque los sellos “daban risa”.

Con respecto a la contabilidad de la entidad, Yabar ha insistido en que “no reflejaba su situación de insolvencia”, ya que las provisiones para hacer frente a las obligaciones futuras de recompra de filatelia no estaban contabilizadas como pasivo.

Además, ha calificado de “caprichosas” las fórmulas contables utilizadas, que ocultaban un “agujero de casi 600 millones” en el momento de realizar su informe y ha dicho que este agujero “es lo que me alarmó para denunciar a la Fiscalía”.

En el juicio que la sala de lo penal de la Audiencia Nacional comenzó en noviembre de 2015 han declarado ya los 14 miembros de la antigua cúpula de la entidad acusados de diversos delitos de estafa, insolvencia punible, falseamiento de cuentas anuales para los que la Fiscalía pide penas de prisión de entre dos y 19 años.

El supuesto fraude filatélico de Afinsa dejó un agujero patrimonial de 2.000 millones de euros a la entidad tras su intervención y afectó a más de 200.000 pequeños inversores que tenían su dinero depositado en lotes de sellos.

Acerca de ProfesionalesHoy (11537 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy