La inflación de China se acelera hasta el 2,3% impulsada por el Año Nuevo lunar

Pekín, 10 mar (EFE).- La inflación de China se aceleró el pasado febrero hasta un 2,3 % respecto al mismo mes de 2015, su nivel más alto en año y medio, impulsada por la subida de los precios de los alimentos y el pico del consumo en el Año Nuevo lunar.

La Oficina Nacional de Estadísticas china publicó hoy un índice de precios de consumo (IPC) que superó las previsiones de los analistas, así como el indicador del sector mayorista, el índice de precios al productor (IPP), que atenuó su caída al bajar un 4,9 % interanual, pero enlaza ya cuatro años (48 meses seguidos) en deflación.

La inflación de China aumentó cinco décimas respecto al registro de un 1,8 % de enero y se situó en cotas que no alcanzaba desde julio de 2014, tras permanecer el último año y medio por debajo de un 2 % interanual.

El mayor encarecimiento mensual de los alimentos en cuatro años, de un 7,3 % interanual (frente a la subida de un 4,1 % de enero), propició este repunte del IPC de la segunda economía mundial en febrero.

Yu Qiumei, de la agencia estadística china, atribuyó esta subida al frío que afectó a la oferta de verduras y carne de cerdo y a la mayor demanda por las vacaciones del Año Nuevo lunar, la principal festividad de China, junto al incremento de los costes laborales.

En concreto, los precios de las verduras se dispararon un 30,6 % en comparación con febrero de 2015, su mayor subida en ocho años, y los de la carne de cerdo, otro 25,4 %.

“Una alza tan aguda en los precios de los alimentos ha sido bastante rara en los últimos años”, explicó la analista para China del banco HSBC Julia Wang en un comentario, en el que calculó que tendrán que pasar al menos dos meses para que los precios se normalicen.

“En términos absolutos, los precios de muchos productos están en su punto más alto desde que la Oficina Nacional de Estadísticas empezó a recopilar datos semanales en 2009. El único episodio comparable fue febrero de 2008”, añadió Wang.

Los precios de los productos no alimentarios, sin embargo, registraron el mes pasado una subida mucho más suave, de un 1 % interanual, dos décimas menos que en enero.

En el cálculo intermensual, el IPC de febrero subió un 1,6 % en comparación con enero, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas.

En el sector mayorista, por otra parte, los precios continuaron hundiéndose en febrero, en esta ocasión un 4,9 % frente al mismo mes de 2015, un reflejo de los problemas crónicos de exceso de capacidad industrial que sufre el gigante asiático y del abaratamiento de las materias primas.

A lo largo de los últimos cuatro años, el IPP de China ha registrado descensos interanuales cada mes y los analistas no alcanzan a ver el momento en que este indicador vuelva a valores positivos.

En febrero, moderó su caída en comparación con el retroceso de un 5,3 % interanual de enero y con el de un 5,9 % de diciembre, algo que los analistas vinculan con la estabilización de los precios de las materias primas.

El IPP, medido en la variación entre meses, descendió un 0,3 % en febrero respecto a enero.

Para la analista de HSBC, esta continuidad de la deflación al por mayor y la débil demanda general justifican una mayor relajación de las políticas monetarias de China.

También en este sentido se manifestó el economista de la firma de análisis Capital Economics Julian Evans-Pritchard, quien vinculo el repunte de la inflación de febrero a los factores estacionales por el Año Nuevo lunar.

En todo caso, en los dos primeros meses de 2016 tanto el IPC como el IPP están mostrando valores ligeramente más elevados que en el conjunto del pasado ejercicio, una mejora que se debe, a juicio de Evans-Pritchard, a la baja base comparativa que establecieron en 2015.

Acerca de ProfesionalesHoy 16297 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy