La prima de riesgo española abre estable, en 133 puntos, a la espera del BCE

Madrid, 10 mar (EFE).- La prima de riesgo española ha iniciado la sesión de hoy en 133 puntos básicos, sin cambios respecto al cierre previo, a pesar de la caída de los rendimientos de los bonos español y alemán a diez años, con los que se calcula.

Según los datos de mercado recogidos por Efe, la rentabilidad del bono nacional -cuyo diferencial con el alemán determina la prima de riesgo- bajó al 1,547 % desde el 1,565 % previo, en tanto que el germano redujo su rendimiento al 0,232 % tras cerrar ayer en el 0,240 %.

En la agenda de hoy, la referencia más importante y que los inversores llevan esperando toda la semana es la reunión del Banco Central Europeo (BCE), que podría anunciar una política monetaria expansiva más agresiva motivado por la debilidad de las perspectivas económicas tanto en la zona euro como en los países emergentes.

Además, la oficina de estadísticas china publica el índice de precios de consumo de febrero después de que en el mes de enero repuntaran dos décimas, lo que dejó la inflación interanual en el 1,8 %.

En Atenas, el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, y el primer ministro griego, Alexis Tsipras, presentan el informe económico de la organización para Grecia, que analiza las reformas en curso y hace recomendaciones sobre las medidas necesarias para impulsar el crecimiento y el empleo.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, se reúne con el primer ministro luso António Costa, y el titular de Finanzas Mário Centeno, para evaluar las medidas propuestas por Portugal con vistas a cumplir los objetivos presupuestarios acordados con la UE.

En cuanto al resto de los países considerados periféricos en la zona del euro, todos abrieron sin cambios excepto Grecia, cuya prima de riesgo se elevó hasta los 929 puntos desde los 916 precedentes.

El riesgo país de Italia se mantuvo en 117 puntos, igual que el de Portugal, que continuó en 292 puntos.

Por último, el precio de los seguros de impago de la deuda española (credit default swaps o CDS), cantidad que hay que pagar para garantizar una inversión de 10 millones de dólares, tampoco se movió de los 155.000 dólares, por debajo de los 193.000 dólares de los italianos.

Acerca de ProfesionalesHoy 16702 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy