Los acreedores inyectarán hasta 1.800 millones y tendrán el 95 % de Abengoa

Madrid, 10 mar (EFE).- Abengoa ha llegado a un acuerdo con sus principales acreedores -banca y bonistas- para reestructurar la compañía que prevé la inyección de entre 1.500 y 1.800 millones de euros y, por el cual, al final del proceso, los actuales accionistas sólo mantendrán el 5 % del capital.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la firma ha explicado hoy que las acciones de la compañía cambiarán de manos por dicha inyección de liquidez, así como mediante capitalización de deuda y una ampliación de capital.

A este acuerdo -en el que están representados el 40 % de los acreedores- deberán sumarse hasta un 75 % de los prestamistas de la firma antes del 28 de marzo, fecha límite para evitar el que habría sido el mayor concurso de acreedores de la historia de España.

Fuentes de la negociación señalan que se ha trabajado para encontrar una solución que dé un “nuevo marco operativo estable” para poder “crear valor y retorno económico para todos a largo plazo”.

La operación se articula en varias líneas.

Por un lado, una nueva inyección de capital de hasta 1.800 millones por un plazo máximo de 5 años y que dará derecho a los acreedores -fundamentalmente fondos tenedores de emisiones de bonos y banca- a recibir un 55 % del capital de Abengoa.

Dicha financiación estaría garantizada con determinados activos, incluyendo acciones libres de Atlántica Yield, la antigua Abengoa Yield que cotiza en Estados Unidos.

En paralelo, se capitalizará, es decir pasará a manos de los acreedores, el 70 % del valor nominal de la deuda antigua, lo que dará derecho a suscribir un 35 % del nuevo capital.

Junto a esto, se refinanciarán 231 millones de euros de deuda de 2014 que se extenderán por dos años y que estará garantizada con las acciones de Atlántica Yield.

El documento añade además la necesidad de 800 millones de avales y, para ello, plantea un aumento del capital que se reservaría a quienes estos avales y que se quedarían con un 5 % del nuevo capital.

Con todo ello, al término del proceso de reestructuración, los actuales accionistas de la sociedad, entre los ellos la familia Benjumea, ostentarían una participación de sólo 5 % en el capital social.

No obstante, podrían aumentar esa participación hasta un máximo del 10 % si en 5 años abonan en su totalidad tanto las cantidades adeudadas en virtud de la nueva financiación que se aportase en el marco de la reestructuración como la deuda existente.

Este punto, la participación que podrían mantener los actuales accionistas, había sido uno de los principales escollos en las negociaciones.

Entre los principales acreedores de Abengoa están Santander, Bankia, Popular, CaixaBank o Sabadell, junto a entidades internacionales como HSBC o Calyon.

Este acuerdo supone la base para buscar ahora el 75 % de aprobación necesaria de todos los acreedores de la empresa y poder salvar a Abengoa, que trabaja en paralelo en un proceso de redimensionamiento de su negocio.

Abengoa, que comunicó unas pérdidas de 1.213 millones en 2015, se acogió al preconcurso de acreedores el pasado noviembre, asfixiada por graves problemas de liquidez con una deuda bruta de 9.395 millones de euros y pagos pendientes a proveedores por 4.379 millones.

La operación acordada hoy prevé también unificar en una los dos tipos de acciones que Abengoa tiene, las “A” y las “B”.

A las 9:40 horas, los títulos “A” de Abengoa subían un 4,34 %, hasta los 0,746 euros; mientras los “B”, los más que tienen mayor liquidez, caían un 6 %, hasta los 0,298 euros.

Acerca de ProfesionalesHoy 15350 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy