El IPC sigue negativo y el Gobierno cree que cambiará el signo durante el año

Madrid, 11 mar (EFE).- El índice de precios de consumo (IPC) aumentó cinco décimas su tasa anual negativa en febrero, el 0,8 %, como consecuencia del descenso en el precio de los carburantes y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, mientras el Gobierno augura que volverá a positivo en el transcurso del año.

Así, el secretario de Estado de Economía en funciones, Íñigo Fernández de Mesa, ha dicho que prevé que el IPC “se torne positivo en algún momento del año”, y ha añadido que el escenario actual de crecimiento “robusto” de la economía española es compatible con la moderación de los precios.

Fernández de Mesa ha subrayado que la caída de este indicador no refleja un descenso del consumo o una situación de deflación, ya que la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni energía) subió una décima, hasta el 1 %.

En su opinión, la caída de precios supone para España un “shock positivo”, ya que aumenta el poder adquisitivo de los hogares y mejora la productividad de las empresas.

Los grupos con mayor influencia en el descenso del IPC fueron los del transporte (que disminuyó su tasa casi tres puntos hasta situarse en el 4,7 % negativa), y los alimentos y bebidas no alcohólicas (con una variación positiva del 1,3 %, ocho décimas menos que el mes anterior).

También destacó la subida de los precios de las legumbres y hortalizas frescas, menor que la del año pasado, así como la bajada del pescado fresco y las frutas frescas, mayores que las registradas en 2015.

A pesar del descenso de la tasa anual del IPC, subió la tasa de comunicaciones, cuya variación se situó en el 2,7 %, un punto y medio por encima de la del mes anterior, por el aumento de los precios de los servicios telefónicos.

En comparación mensual, el IPC se situó en una tasa negativa del 0,4 % en febrero respecto al mes precedente.

Entre los grupos con mayor repercusión negativa destacaron vivienda (caída del 1,6 %), transporte (descenso del 0,7 %), vestido y calzado (tasa negativa del 1,6 %), y alimentos y bebidas no alcohólicas (0,5 % negativa).

La tasa anual del IPC disminuyó en todas las comunidades autónomas, especialmente en Castilla-La Mancha (tasa negativa del 1,4 %), Andalucía (1 % negativa) y Murcia (0,9 % negativa), con bajadas de ocho y siete décimas en los dos últimos casos.

En cambio, Canarias fue la comunidad que menos disminuyó su tasa anual, el 0,8 % negativa, una décima menos que la registrada en enero.

Asimismo, en febrero el IPCA registró una tasa anual negativa del 1 % (seis décimas por debajo de la registrada el mes anterior), y una mensual negativa del 0,4 %.

La CEOE ha subrayado que se debe continuar con la moderación salarial para seguir aumentando la competitividad y favorecer la creación de empleo.

CCOO ha subrayado que el crecimiento económico debe servir también para recuperar los salarios tras la “fuerte” devaluación sufrida durante la recesión.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha asegurado que la caída de los precios confirma que la recuperación económica no está afianzada y sigue siendo débil.

La organización de autónomos ATA ha destacado que el descenso en los precios de los carburantes supone un respiro para los autónomos y las familias.

El servicio de estudios del BBVA ha señalado que su previsión es que se mantenga la tendencia positiva en el componente subyacente y que haya nuevas caídas de los precios generales por la presión a la baja en el precio de las materias primas.

Acerca de ProfesionalesHoy 14899 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy