Eurocloudexpo

Última hora

España celebra esta semana las dos últimas subastas de deuda de marzo

Madrid, 13 mar (EFE).- España celebrará esta semana las dos últimas subastas previstas en marzo, de letras a tres y nueve meses, y bonos y obligaciones, que serán las primeras después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya anunciado una agresiva batería de medidas de estímulo económico.

Según el calendario previsto por el Tesoro Público, el martes se subastarán letras a tres y nueves meses, y el jueves, bonos y obligaciones del Estado.

Y ello, cuando el Tesoro ya ha captado en lo transcurrido del año el 29,7 % de la previsión de emisión de valores a medio y largo plazo para todo 2016, que alcanza los 125.301 millones.

Desde principios de marzo, España ha celebrado tres subastas de deuda, una de bonos y obligaciones, otra de letras a seis y doce meses, y una sindicada de una nueva referencia a 30 años.

Esta última subasta, que no estaba incluida en el calendario oficial, se celebró el pasado martes, 8 de marzo, y en ella, España adjudicó 5.000 millones de euros, con el menor cupón de la historia del Tesoro, del 2,90 %, y una rentabilidad del 2,954 %.

La demanda por parte de los inversores alcanzó los 14.000 millones de euros en esta puja que fue la segunda que el Tesoro celebró el martes, ya que ese mismo día también colocó otros 5.570 millones de euros en letras a seis y doce meses.

El interés de dichas letras fue negativo en ambos casos, lo que se traduce en que España vuelve a cobrar a los inversores por comprar este tipo de deuda.

En el caso de las letras a un año, el interés marginal aplicado volvió a ser negativo, del 0,062 %, ya que en la puja previa, celebrada el 16 de febrero, la rentabilidad de esta denominación fue ligeramente positiva, exactamente del 0,005 %.

Así, España cobró de nuevo por las letras a un año, igual que en las de seis meses, colocadas a un interés negativo del 0,112 %.

Para los expertos, la buena puja del Tesoro evidenciaba que los inversores iban tomando posiciones antes de que se celebrara el jueves la reunión del BCE, en la que ya se preveía que el organismo anunciaría más medidas de estímulo.

El BCE sacó su artillería más pesada y anunció una reducción de los tipos de interés hasta el 0 % para evitar la deflación, además, amplió el volumen mensual de su programa de compra de deuda en 20.000 millones de euros, hasta los 80.000 millones a partir de abril.

El organismo que preside Mario Draghi también amplió la lista de activos que compra mensualmente, ya que aceptará bonos denominados en euros, con grado de inversión emitidos por empresas, es decir, cualquier deuda corporativa y no bancaria que no sea bono basura, entre otras medidas.

Acerca de ProfesionalesHoy (11560 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy