Bruselas propone nuevas ayudas a sectores lácteo, porcino y hortofrutícola

Bruselas, 14 mar (EFE).- La Comisión Europea (CE) propuso hoy un nuevo paquete de ayudas a los productores frente a las crisis en los sectores lácteo, de carne de porcino y hortofrutícola, por la persistencia de los problemas, pese a las medidas adoptadas a nivel comunitario el pasado otoño.

El comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, planteó en un Consejo de Ministros del ramo recurrir por primera vez a una opción prevista en la legislación europea: los acuerdos voluntarios entre las organizaciones de productores y las cooperativas para regular la producción y la oferta, en este caso de los lácteos.

Esa posibilidad se regula en el artículo 222 de la Organización Común del Mercado (OCM) lácteo, y hoy fue reclamada por “siete u ocho países”, incluidos España y Francia, para disminuir el exceso de volúmenes de leche actuales, dijeron a Efe fuentes europeas.

Hogan señaló en rueda de prensa al término de la reunión que esa opción se podrá utilizar con carácter “temporal”, en principio por un periodo de seis meses, que después podría ser renovado.

Indicó asimismo que hoy presentó 13 propuestas que cuentan con el consenso de los Estados miembros, que incluyen asimismo la prolongación por un año de las ayudas extraordinarias (que expiran el próximo 30 de junio) concedidas a los productores de frutas y hortalizas europeos como consecuencia del veto ruso.

La CE admitió que pese a los esfuerzos europeos, hay pocos avances en la mejora de las relaciones comerciales con Rusia, que desde hace más de un año aplica un veto a ciertos productos agroalimentarios de la UE.

Por su parte, el ministro holandés de Agricultura, Hans Hoogeveen, cuyo país ejerce la presidencia del Consejo de la UE este semestre, dijo que la situación de estos mercados y la puesta en marcha de las medidas se evaluará en la próxima reunión de ministros del ramo en abril, y de nuevo en junio, para analizar los avances.

El Ejecutivo comunitario abrió hoy también las puertas a la posible concesión de ayudas estatales por un máximo de 15.000 euros por ganadero por año y sin techos máximos nacionales, con el fin de responder de manera rápida a los problemas.

Hogan señaló que muchos países han solicitado un aumento temporal del tope de primas que se puede conceder a los productores sin tener que justificarlas a Bruselas y que se conocen como ayudas “de minimis”; en la actualidad ese techo está en 15.000 euros por explotación, y los Estados piden que aumenten a entre 20.000 y 30.000 euros.

Sin embargo, la CE considera que la revisión de esas ayudas no es una solución inmediata, al exigir un procedimiento que retrasaría la respuesta al menos siete meses.

Por otra parte, el Ejecutivo comunitario propuso doblar los volúmenes de intervención pública a precio fijo para la leche en polvo desnatada y la mantequilla, que ahora están en los 109.000 y 50.000 toneladas, respectivamente, hasta alcanzar las 218.000 y 100.000.

La CE se declaró también preparada a “considerar la introducción de un nuevo almacenamiento privado de carne de porcino”, después del último que comenzó a principios de año y duró tres semanas, y a establecer un observatorio del mercado de la carne, que incluya también a la de cerdo y vacuno.

Otra de las ideas planteadas es el aumento de las ayudas para cofinanciar proyectos de promoción de los lácteos y de la carne de cerdo, así como el estudio del desarrollo de una herramienta al crédito a las exportaciones, que complemente los esquemas de los países.

El pasado septiembre, la CE anunció el reparto entre los Estados miembros de 420 millones de euros, de los que a España le correspondían 25,5 millones, para paliar los efectos de la crisis de precios en el sector lácteo y de la carne de cerdo.

Hogan dijo hoy que hasta la fecha solo diez de los 28 Estados miembros ha invertido ese dinero, que está todavía disponible.

Con motivo de la reunión de los ministros, cientos de ganaderos belgas se concentraron este lunes frente al edificio del Consejo, donde se celebraba el encuentro, para protestar por la situación de los mercados.

Los productores, que bloquearon con una manifestación las arterias principales del barrio europeo de Bruselas, bajo un fuerte control policial, denunciaron en particular los bajos precios de la leche.

En una zona frente al Consejo, instalaron una granja a modo de protesta, donde llevaron cerdos, cabras, gallinas, terneras y vacas y en la que repartieron leche y comida a los transeúntes.

En la concentración también participaron decenas de tractores que cortaron el paso al resto de vehículos.

Acerca de ProfesionalesHoy 14049 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy