Valls reconoce “errores” para justificar la suavización de su reforma laboral

París, 14 mar (EFE).- El primer ministro francés, Manuel Valls, reconoció hoy que se habían cometido “errores” en la elaboración de la primera versión de su reforma laboral y justificó la suavización de su contenido para evitar un bloqueo.

“Mejor escuchar a todo el mundo que empecinarse”, señaló Valls en una entrevista al canal de televisión “France 2” horas después de haber presentado a los sindicatos, patronal y asociación de estudiantes el nuevo anteproyecto de ley, que incorpora algunas modificaciones sustanciales.

Preguntado por qué no se consultó con las partes antes de tener que corregir, el jefe del Gobierno socialista afirmó que sí que se había hecho, pero a continuación admitió que “hubo errores”.

En todo caso, insistió en que su “misión es escuchar” y “encontrar los equilibrios inteligentes (…) que nos permitan reformar”.

“Estoy aquí -repitió- para encontrar los compromisos necesarios y avanzar”.

Valls no quiso contestar directamente a la cuestión de si la que ha desvelado hoy es la versión definitiva y se esforzó en señalar que algunos sindicatos y la segunda organización estudiantil la han recibido bien.

Sobre el fondo, dijo que la reforma se justifica teniendo en cuenta que en Francia hay 3,5 millones de parados y que un 90 % de los contratos laborales que se firman son temporales.

Paralelamente, su ministra de Empleo, Myriam El Khomri -que da nombre al proyecto de ley que debe empezar a tramitarse en el Parlamento en abril- se resistió en otra entrevista en la televisión “TF1” a reconocer una derrota para el Ejecutivo, ante la presión de la calle, por las correcciones a su texto.

“Para mí -argumentó El Khomri- encontrar un punto de equilibrio no es recular”.

La ministra hizo hincapié en que “el objetivo es incitar a la contratación indefinida” y que la ley deriva de la constatación de que Francia crea menos empleo que los países vecinos.

Varios de los llamados sindicatos “reformistas” -en particular la Confederación Francesa de Trabajadores (CFDT)- se han felicitado por las correcciones al proyecto inicial, mientras que la patronal Medef ha manifestado inquietud y ha pedido que no se desnaturalice más el texto.

Varias centrales, como la Confederación General del Trabajo (CGT) y Fuerza Obrera (FO), mantienen su calendario de movilizaciones contra la reforma, en particular una jornada de huelga general el próximo 31 de marzo.

Acerca de ProfesionalesHoy 14561 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy