China admite un gran volumen de viviendas sin vender pero garantiza la estabilidad

Pekín, 15 mar (EFE).- El ministro de Vivienda de China, Chen Chenggao, admitió hoy que hay 739 millones de metros cuadrados de viviendas sin vender en el país, pero aseguró que el mercado del sector se mantiene estable y que la gran afluencia de inmigrantes rurales a las ciudades contribuirá a absorber el inmenso volumen.

“Las ventas se están recuperando”, afirmó Chen en una rueda de prensa en los márgenes del plenario de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo), donde recordó que tras un descenso del 7 por ciento en la compra de inmuebles en 2014 hubo una subida del 14 por ciento en 2015 que se espera mantener en 2016.

Esta recuperación no ha evitado que aumente el inventario de viviendas sin vender, en un mercado chino donde los precios siguen aumentando a niveles alarmantes en las ciudades grandes y se han estancado en las pequeñas, donde la afluencia de compradores es menor a la esperada.

Chen reconoció un aumento desde 580 millones de metros cuadrados sin vender el pasado año hasta los 720 millones actuales, pero subrayó que la progresiva urbanización del país contribuirá a solucionar este problema.

“El proceso de urbanización no ha cambiado, tenemos 770 millones de personas viviendo en ciudades, un 56,5 por ciento del total, y al final del Plan Quinquenal 2016-2020 la cifra será mayor, lo que da enorme potencial al mercado inmobiliario”, subrayó.

El viceministro Ni Hong, también presente en rueda de prensa, habló de unos 100 millones de residentes en el campo que se espera lleguen a las ciudades a medio plazo, aunque Chen reconoció que para que se mantenga este potencial hay que afrontar los riesgos que plantea la desaceleración de la economía china.

“Hay que dar a esos inmigrantes puestos de trabajo para que permanezcan en las ciudades”, subrayó Chen, en un momento en el que cierres de fábricas, minas y otras industrias en el país hacen que muchos de los que emigraron a la ciudad en años pasados se planteen regresar al campo.

El ministro recordó al respecto los esfuerzos de entidades financieras, especialmente el Banco Agrícola de China, que ha concedido en enero préstamos por valor de 17.000 millones de yuanes (2.500 millones de dólares) para que los emigrantes del campo a la ciudad adquieran una vivienda.

Respecto a los precios, Chen subrayó que se tienen que dedicar los esfuerzos a estabilizar el mercado “y castigar actividades ilegales” en las ciudades grandes, donde la burbuja es mayor.

La situación es diametralmente opuesta en las urbes de tamaño medio y pequeño, donde se encuentra el 70 por ciento de las viviendas sin vender y el Gobierno estudia medidas para estimular la compra, resaltó el titular de Vivienda.

En los últimos meses, el Banco Popular de China (central) ha aprobado diversas medidas (sobre todo, en la reducción del pago inicial) para facilitar la concesión de hipotecas para la compra de primera y segunda vivienda.

Acerca de ProfesionalesHoy 15838 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy