Seat vuelve a ganar dinero y fabricará en Martorell un SUV pequeño

Barcelona, 16 mar (EFE).- Seat ha conseguido ganar dinero en 2015 por primera vez desde 2008 al lograr un beneficio después de impuestos de 6 millones de euros, un resultado positivo que confía mantener en el futuro con el impulso de los nuevos lanzamientos, entre ellos un SUV pequeño que se fabricará en Martorell (Barcelona).

La presentación de los resultados de la compañía automovilística correspondientes a 2015 ha destacado por las noticias positivas para la marca, que deja atrás las pérdidas consiguiendo ganancias por primera vez tras seis ejercicios y en un año “de grandes desafíos”, según ha destacado el presidente de Seat, Luca de Meo.

Así, la crisis de los motores trucados para ocultar emisiones que afecta al grupo Volkswagen, al que pertenece Seat, no parece haber afectado especialmente a la marca, que ha mantenido el ritmo de reducción de pérdidas y ha conseguido 6 millones de beneficio en 2015 frente a los 66 millones de números rojos de 2014.

El crecimiento de las ventas por tercer año seguido, hasta más allá de los 400.000 vehículos, basado en un grupo de productos con más margen de contribución financiera (en especial el León y el Ibiza), han sido claves para facturar 8.332 millones de euros, un 11 % más que en 2014.

Ésta es la mayor cifra de ingresos de la marca española y dobla la conseguida en 2009, cuando la compañía empezó a registrar pérdidas.

“Es una gran noticia”, ha subrayado Luca de Meo, que ha mostrado su “prudente optimismo” ante la realidad de Seat, que “por primera vez gana dinero, vendemos más de 400.000 coches y estamos en récords de producción en la planta de Martorell -477.077 unidades-“.

Todo ello le ha llevado a asegurar que la marca ha iniciado el camino hacia “la rentabilidad sostenible y duradera”.

En este nuevo sendero tendrá un papel clave el resultado de la ofensiva de productos que iniciará la compañía con el lanzamiento este verano de su primer SUV (todo terreno urbano), el Ateca, que pertenece al segmento que más se vende en todo el mundo y con más potencialidad.

A este modelo, que se fabricará en la República Checa, Seat sumará en 2017 un nuevo vehículo, un SUV más pequeño, que ya figuraba en muchas quinielas pero que hoy se ha confirmado que se lanzará el año que viene y que se ensamblará en la planta de Martorell.

Esta noticia tranquilizará, en principio, a los sindicatos, que reclamaban nuevas adjudicaciones de modelos para la planta catalana para compensar la marcha del Q3, que dejará de fabricarse en Martorell en 2018, al considerar que la llegada del A1 para las mismas fechas no será suficiente para compensar la pérdida de horas de trabajo.

Los dos SUV forman parte del ambicioso plan de lanzamientos para los próximos 18 meses que tiene previsto Seat y que contará con una parte de la inversión de 3.300 millones que el grupo Volkswagen destinará a sus plantas en España en los próximos años.

El segundo modelo SUV que ha anunciado hoy la compañía supone “una gran oportunidad” para la marca, según ha subrayado Luca de Meo, ya que será el primero de esta categoría que fabricará el grupo Volkswagen.

El presidente de Seat ha asegurado que “nos espera un futuro brillante gracias al lanzamiento de nuevos productos y la integración de nuevas tecnologías, tanto de movilidad como de conectividad”.

En este sentido, ha destacado que la compañía, en la línea con el grupo Volkswagen, es consciente de que hay que avanzar en la oferta de vehículos con propulsión alternativa, básicamente eléctricos, dado que cada vez será más difícil cumplir con las exigencias sobre emisiones.

“Nuestro reto -ha dicho- es encontrar la solución correcta y más asequible para el cliente, además de acertar en el momento”.

El resultado operativo de 2015 mejoró un 96 % y se situó en – 7 millones de euros, frente a los – 167 millones de hace un año, y el ebitda (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) mejoró un 30 % alcanzando los 391 millones.

Los resultados presentados hoy hacen referencia a Seat S.A, y no tiene en cuenta, por tanto, las empresas adheridas.

El grupo Volkswagen tiene previsto presentar en abril sus resultados y el de sus filiales siguiendo las normas de contabilidad internacionales, diferentes a las españolas, y que dan para Seat un resultado operativo negativo de diez millones de euros.

Acerca de ProfesionalesHoy 14524 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy