Eurocloudexpo

Última hora

El Tesoro emite deuda a largo plazo y paga el mínimo histórico a 3 años

Madrid, 17 mar (EFE).- El Tesoro español ha emitido hoy 2.858 millones de euros en una subasta de bonos a tres años y obligaciones a 10 años y ha reabierto una emisión a 30 años a la que le quedan 16 años de vida, todas ellas con unos intereses inferiores a los de las pujas anteriores, que en el caso de la deuda a tres años han caído a su mínimo histórico.

Del total de la deuda emitida hoy, 1.159,74 millones de euros son bonos a tres años, con un interés del 0,116 %, el más bajo desde que se tienen referencias, frente al 0,256 % de la puja anterior, celebrada el pasado 18 de febrero.

Otros 1.026,96 millones de euros han salido en títulos a diez años, con un rendimiento del 1,496 %, también más barato que el 1,786 % de la ocasión anterior, que fue asimismo el 18 de febrero.

Los otros 671,21 millones de euros son de una antigua referencia de obligaciones a 30 años, que vencen en 2032, algo que se suele hacer en ocasiones ante la demanda de los inversores y para aportar liquidez al mercado.

También ha bajado el interés de estos títulos, hasta el 2,064 % desde el 2,107 % de la referencia comparable, subastada el pasado 3 de marzo.

Desde el ministerio de Economía explican que, con esta subasta, el Tesoro ha captado ya 40.100 millones de euros a medio y largo plazo, un 32 % de la previsión total para 2016, que suma 125.300 millones.

El coste medio de la deuda del Estado a la emisión se situó en el 0,75 % a cierre de febrero, frente al 0,84 % de diciembre de 2015, explica Economía, que añade que la vida media de la deuda en circulación a esa fecha era de 6,48 años, superior a los 6,45 años al cierre de 2015.

En cuanto a la demanda, la subasta de hoy ha suscitado de nuevo mucha expectación entre los inversores, que han solicitado títulos por un importe total de 6.367,8 millones de euros, aunque sólo se han atendido peticiones por un importe de 2.858 millones, lo que arroja un ratio de cobertura de 2,2 veces.

Esto significa que los inversores confían en la deuda española y no se desaniman ni por las turbulencias del mercado, ni por la inestabilidad política generada por la falta de Gobierno ni por la debilidad de la recuperación económica en Europa, explican los expertos consultados.

A ello también ayudan las nuevas medidas anunciadas la semana pasada por el presidente del BCE, Mario Draghi, que superaron las expectativas de los analistas al elevar las compras mensuales de deuda en otros 20.000 millones de euros y dejar los tipos de interés en la Eurozona en el 0 %.

Según los analistas de XTB, la puja de hoy muestra que continúa “la buena dinámica iniciada una semana antes de la reunión del BCE que está ayudando a los principales países de la eurozona a bajar la rentabilidad exigida”.

El citado incremento de las compras de deuda por parte del BCE “sirve como red de seguridad que ofrece la garantía necesaria al inversor como para abandonar bonos más seguros como el alemán y centrarse en buscar rentabilidades en el papel español.

La de hoy es la primera subasta desde que la Reserva Federal (Fed) optó por la prudencia en su política monetaria y dejó inalterados los tipos de interés, al tiempo que rebajó en dos décimas sus previsiones económicas para este año en EEUU, del 2,4 % al 2,2 %, por la creciente debilidad global.

España ya ha acudido esta semana al mercado, concretamente el martes, cuando colocó 2.934 millones de euros en letras a tres y nueve meses con intereses negativos, más elevados que en la subasta anterior, lo que supone que el Tesoro cobrará todavía más a los inversores por comprar su deuda.

La prima de riesgo española no registraba ninguna reacción a la subasta y continuaba situada en 119 puntos básicos, con el interés de los bonos a diez años en el 1,442 %, ligeramente por debajo del 1,496 % a que han salido hoy los títulos de la misma denominación.

Acerca de ProfesionalesHoy (11577 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy