Cataluña presenta un recurso contra el Plan Hidrológico del Ebro

Barcelona, 18 mar (EFE).- El conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Cataluña, Josep Rull, ha firmado hoy el requerimiento previo a la interposición del recurso contencioso administrativo contra el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro (PHCE).

El Gobierno catalán ha informado de que está en contra del régimen de caudales en el tramo final del Ebro que contempla el plan y que tiene la intención de elevar el asunto al Tribunal Supremo, si el Estado no rectifica y desestima el contencioso.

El Departamento de Territorio y Sostenibilidad presentará el documento ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, tal como prevé la ley reguladora en el ámbito contencioso administrativo.

La Generalitat ha informado en un comunicado de que apuesta por un régimen de caudales circulantes en el tramo final del Ebro que sea flexible, en función de si el año es hidrológicamente seco, normal o húmedo, “pero, sobre todo, que garantice la calidad y la sostenibilidad de los ecosistemas asociados a la conservación del delta del Ebro y de los espacios de la Red Natura 2000, una de las principales zonas húmedas del sur de Europa”.

El delta del Ebro es refugio de miles de especies protegidas y migratorias y uno de los hábitats protegidos más frágiles del Mediterráneo declarado Reserva de la Biosfera.

El conseller Rull ha defendido que “el plan no garantiza los caudales ambientales y ecológicos y es perjudicial para los regadíos porque no prioriza la modernización, lo que favorecería el riego moderno y sostenible”.

La propuesta de caudales que plantea la Generalitat se fundamenta en el rigor científico de los expertos del mundo académico y también en el consenso alcanzado con el territorio a través de la Comisión de Sostenibilidad de las Tierras del Ebro.

El Plan Hidrológico del Ebro propone un caudal mínimo de 3.009,9 hectómetros cúbicos anuales en el tramo bajo del río, mientras que la Comisión de Sostenibilidad defiende que el caudal mínimo debería ser de 5.871 en años de sequía y la Agencia Catalana del Agua de 3.750, siempre en años de sequía, mientras que este caudal debería aumentar en años más lluviosos.

Acerca de ProfesionalesHoy 13548 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy