Última hora

Trabajadores de Lauki reparten 2.000 litros de leche como señal de protesta

Valladolid, 9 abr (EFE).- Trabajadores de la fábrica de Lauki en Valladolid han repartido esta mañana en la Plaza Mayor de esta capital 2.000 litros de leche en señal de protesta contra el anuncio del cierre de la planta por parte de la empresa francesa Lactalis.

Cientos de personas han formado filas antes del inicio del reparto de leche con sus carros de la compra vacíos, a la espera de que los trabajadores afectados les surtieran de un litro de leche entera por persona, sufragada por los propios trabajadores.

“Con este acto simbólico queremos hacernos ver y que la gente de Valladolid sea consciente de nuestro problema”, ha explicado a Efe José Manuel González, miembro del comité de empresa de Lauki.

A gritos de “Lauki no se cierra” y con pancartas en las que se podía leer “Lactalis, sobráis, arruináis lo que compráis”, decenas de trabajadores y sus familias han mostrado su rechazo al cierre de la fábrica.

“Si aumentáramos un poco la producción seríamos líderes del grupo Lactalis en producción de leche”, ha explicado González, quien también ha reconocido a Efe que si la planta cerrara se perdería “gran parte de la producción de leche en la zona centro de España”.

Los empleados trabajan conjuntamente con los sindicatos, Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de la ciudad para evitar el cierre, anunciado para abril de 2017, y el jueves de la semana que viene presentarán un informe a Lactalis en su sede de Francia.

Este informe estará elaborado por la Fundación Anclaje, una institución que ejerce de nexo de unión entre los sindicatos y la Junta de Castilla y León, “que es la que realmente tiene el poder para sentarse con los miembros de la empresa”.

“Estamos ante una situación extrema en la que las multinacionales no tienen piedad de nada ni por nadie”, ha lamentado González, quien también ha asegurado que lo único que Lactalis quiere es “comprar la marca y llevarla a otro sitio”.

González también se ha referido a la serie de anuncios de cierres de empresas y fábricas en Valladolid, como el caso de Dulciora o Banco Ceiss “a causa de la reforma laboral, donde las empresas hacen lo que les da gana y no se las puede tocar”, ha insistido.

En el reparto de leche también ha estado presente el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, quien se ha mostrado muy comprometido y activo desde el anuncio de cierre de la fábrica y que hoy ha querido trasladar “todo el apoyo del Ayuntamiento a los trabajadores de Lauki”, además de asegurar que seguirán trabajando para encontrar la solución lo más pronto posible.

Las movilizaciones de los trabajadores de Lauki continuará el 16 de abril con una manifestación por el centro de la ciudad de Valladolid y el 17 de abril, antes de la final de la Copa del Rey de rugby, con una concentración a las puertas del estadio José Zorrilla.

Acerca de ProfesionalesHoy (11537 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy