El G5 compartirá datos de empresas opacas para localizar a evasores fiscales

Washington, 14 abr (EFE).- Los ministros de Finanzas del G5 (Reino Unido, España, Francia, Italia y Alemania) acordaron hoy impulsar un sistema automático de intercambio de información internacional con el objetivo sacar a la luz la identidad de los propietarios reales de sociedades opacas.

“Esto dará a nuestras autoridades tributarias la capacidad de conocer ingentes cantidades de información para ayudarlas a rastrear las sociedades opacas ‘offshore’ (inscritas en un paraíso fiscal) utilizadas por los delincuentes”, señala la carta suscrita por los ministros de Economía del G5.

El plan será presentado en la cumbre ministerial del G20 (países avanzados y emergentes) que se celebra este viernes en el marco de la reunión de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), con objeto de incorporar a otros países y sellar los espacios de opacidad.

Con esta propuesta, por un lado, se busca identificar al propietario real de las sociedades opacas, para luego analizar si cumplen con sus deberes fiscales en su país de residencia.

“Nos comprometemos a establecer lo más pronto posible registros u otros mecanismos requiriendo que se identifique la identidad de los propietarios reales de las empresas y que esta información esté a disposición de las autoridades tributarias”, indicó el documento.

El acuerdo fue presentado hoy por los ministros de Economía del G5: el británico George Osborne, el alemán Wolfgang Schäuble, el francés Michel Sapin, el italiano Pier Carlo Padoan y el español Luis de Guindos en una conferencia de prensa.

En el acto estuvieron acompañados por la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría.

De Guindos remarcó en su intervención que es hora de dar “un respuesta integral” al problema de la evasión fiscal, por lo que señaló que el uso compartido de información “será clave para alcanzar la plena transparencia”.

Por su parte, Lagarde aseguró que la revelación de los papeles de Panamá supuso “una llamada de alerta” ante este problema.

“En un mundo globalizado, la cuestión fiscal se ha quedado como uno de los últimos elementos locales”, apuntó Lagarde ante los periodistas.

La masiva filtración de 11,5 millones de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca, especializado en la gestión de capitales en paraísos fiscales desde 1970, afecta a más de 140 políticos y altos funcionarios de todo el mundo, entre ellos varios jefes o exjefes de Estado, y a sus familiares.

La directora del Fondo señaló que el escándalo de los papeles de Panamá ha mostrado que la cooperación internacional es “un trabajo inacabado”, por lo que es fundamental “asegurar que la red no tenga pequeños agujeros aquí y allá”.

Para el ministro de Economía del Reino Unido, lo que ha quedado claro es que “ningún país puede encarar la evasión fiscal por sí solo”.

“Las rotundas palabras de condena no son suficientes, la indignación populista no recauda por si sola una sola libra o dólar adicional o pone a un delincuente en la cárcel. Lo que necesitamos es acción internacional”, subrayó Osborne.

A la preocupación sobre la debilidad de la economía global, que iba a ser el eje central de las reuniones del FMI y el BM, se ha sumado la revelación de los papeles de Panamá, lo que ha obligado a los líderes mundiales a acelerar el proceso de coordinación internacional y discutir propuestas más novedosas, como la del G5.

La reunión del FMI y el BM, que reúne en Washington a los representantes de sus 188 países miembros, concluye el domingo.

Acerca de ProfesionalesHoy 14893 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy