EEUU saca músculo empresarial en la Feria de Hannover y tira de efecto Obama

Hannover (Alemania), 25 abr (EFE).- Estados Unidos mostró hoy su músculo empresarial en la apertura de la mayor feria de tecnología industrial, la Hannover Messe, de la que este año es país invitado, sacando partido de la presencia de su presidente, Barack Obama.

El encuentro, que reúne a más de 5.200 expositores de 75 países, es una cita profesional imprescindible y con décadas a sus espaldas en que se aprovecha tanto para trabar y renovar acuerdos como para entrever las tendencias de futuro de una industria en rápida transformación por los avances tecnológicos.

“Estamos orgullosos de mostrar el compromiso de EEUU con la innovación. Veréis empresas pioneras que están cambiando la forma en la que vivimos, la forma en que trabajamos, la forma en la que aprendemos. Ésta es otra oportunidad para decirle a todo el mundo: Vengan y compren ‘Made in America'”, declaró Obama al llegar al recinto ferial.

Posteriormente, y en compañía de la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente de EEUU recorrió los pabellones 3, 9 y 11 de la feria, visitando puestos de empresas de ambos países, donde comprobó de primera mano las últimas novedades en diferentes sectores.

Entre ellas destacaron una impresora de 3D de la empresa estadounidense Autodesk capaz de producir prótesis individualizadas y una estación ultrarrápida para recargar coches eléctricos de la compañía alemana Phoenix Contact.

También pudieron ver la cámara de 3D más pequeña del mundo, que la alemana IFM ha desarrollado para Google y que se integrará en “smartphones” del gigante tecnológico a partir del segundo semestre de este año.

Los líderes se detuvieron asimismo en el puesto del gigante industrial alemán Siemens, donde la empresa les mostró un software que permite realizar rápidos cambios en el diseño de un coche para individualizarlo.

Al final de esta demostración, Merkel y Obama han sido obsequiados con sendos palos de golf: en el del presidente ponía su mítica frase “Yes, we can” (Sí, podemos) y en el de la canciller su “Wir schaffen das” (Lo conseguimos), acuñado y repetido durante la crisis de los refugiados.

En este paseo protocolario faltó, por primera vez en muchos años, el puesto de Volkswagen, una empresa hundida en la polémica desde que las autoridades medioambientales estadounidenses denunciaron que estaba manipulando las emisiones de gases contaminantes de millones de sus vehículos.

EEUU ha acudido a la feria con 415 expositores, de anónimas pymes a gigantes trasnacionales de diversos sectores, como AT&T, Chevron, Cisco, Google, Intel, Microsoft, NEC, Symantec y Texas Instruments.

Alemania, con cerca del 40 % de las empresas presentes, es el país con la mayor presencia en la muestra -empezando por conglomerados como Siemens, Bosch y Volkswagen-, mientras que España participa con 63 representantes, entre empresas, asociaciones comerciales y entidades públicas.

Las industrias de la primera y cuarta mayores economías del mundo son, a la vez, grandes rivales en ciertos segmentos y mercados internacionales, y asiduos clientes recíprocos: EEUU desplazó a Francia el año pasado como primer socio comercial de Alemania.

Más allá de las visitas políticas, la Feria de Hannover se centra este año, bajo el lema “Industria integrada: descubra soluciones”, en el valor añadido de conectar a internet todos los procesos mecánicos para aprovechar la inteligencia derivada de cruzar y analizar datos en términos de eficiencia.

“La industria integrada ya no es una visión futurista. Es una realidad. La industria 4.0. está llegando a cada vez más factorías”, aseguró Jochen Köckler, directivo de la entidad organizadora, la Deutsche Messe.

El auge de los robots inteligentes, las aplicaciones de nuevos materiales a los procesos industriales y el avance de las impresoras en 3D son algunos de los temas transversales que mejor acogida están teniendo entre los profesionales.

Acerca de ProfesionalesHoy 12638 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy