El BCE y la CE defienden la creación de una garantía de depósitos

Fráncfort (Alemania), 25 abr (EFE).- El Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE) defienden la creación de una garantía de depósitos europea, a la que se oponen Alemania, Holanda y Finlandia.

El vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, dijo hoy que la integración financiera europea continua pese a que se ha ralentizado desde la primavera y el verano del año pasado.

Constancio hizo hincapié en que debe completarse la unión bancaria en una conferencia conjunta del BCE y la Comisión sobre la integración financiera europea.

Se mostró a favor de crear una garantía europea de depósitos, como tercer pilar necesario de la unión bancaria.

Asimismo, el BCE calificó la propuesta legislativa de la CE sobre esa garantía de depósitos europea de “hito importante” para cubrir la laguna en el marco legislativo que gobierna los preparativos institucionales y reguladores de la unión bancaria.

La CE propuso a finales de noviembre del año pasado crear un Sistema Europeo de Garantía de Depósitos para la zona del euro, que se iría construyendo desde 2017 con fondos aportados por la banca y de manera paulatina, hasta culminar con un mecanismo en 2024.

La propuesta incluye un Fondo de Garantía de Depósitos europeo, que sumará un 0,8 % de todos los depósitos garantizados, lo que podría elevarse a 45.000 millones de euros, si se considera que los depósitos garantizados de los residentes de la zona del euro ascienden a 5,7 billones de euros.

Este fondo coexistiría con un fondo de resolución común, que es del 1 % de los depósitos garantizados, por lo que juntos serán el 1,8 % de estos depósitos garantizados, unos 103.000 millones de euros, según cifras del BCE.

El BCE también dice en el informe de “Integración Financiera en Europa”, publicado hoy, que “la arquitectura actual de la unión bancaria es incompleta y crea una situación asimétrica en la que se establece un marco común para la supervisión y resolución pero no para la protección de depósitos”.

“Los depositantes no se pueden beneficiar todavía de un sistema uniforme de protección que promueva la confianza en la unión bancaria, incluso, aunque los bancos sean sujetos a una supervisión y resolución europea común”, apostilla el BCE.

La entidad monetaria europea considera que ese fondo de garantía de depósitos es el “complemento lógico” de elevar la responsabilidad de la supervisión y resolución bancaria a un nivel europeo.

También ve necesario establecer una “autoridad fuerte” a nivel europeo para asegurar la credibilidad de ese sistema de garantía de depósitos y que debería ser independiente de influencias políticas.

Asimismo el BCE hace hincapié en que el fondo de garantía debe ir acompañado de progresos en la integración de las políticas económicas y fiscales europeas.

Existe una necesidad de alinear leyes y procedimientos de insolvencia de modo que los bancos y los depósitos de garantías tengan condiciones similares.

En este sentido, el BCE también considera necesario que existan condiciones similares a nivel europeo en la recuperación de préstamos morosos, incluida la duración de los procedimientos judiciales.

El fondo de garantía de depósitos es importante dado que los hogares tienen el 30 % de sus activos financieros consolidados en forma de depósitos de bancos, según el BCE.

Además, los depósitos son muy importantes en la financiación de los bancos y representan dos terceras parte del total de las obligaciones bancarias en la zona del euro.

El 66 % de las obligaciones de los bancos son depósitos y el 8 % reservas de capital, según cifras presentadas en la conferencia en Fráncfort.

El BCE advierte de que los Estados comunitarios con una posición fiscal menos favorable pueden mover sus depósitos a bancos situados o garantizados por países con una posición fiscal más favorable.

Esto puede minar la competitividad de los bancos de países con una posición fiscal menos favorable en tiempos normales, amplificar la salida de depósitos en tiempos de turbulencias y generar inestabilidad financiera, advierte el BCE.

Asimismo el BCE dice que se debe evitar que países con mejor posición fiscal, bancos sanos y fondos de garantías bien capitalizados tengan que pagar por los déficit de otros países.

Este riesgo se puede afrontar parcialmente, según el BCE, estableciendo normas claras para una financiación “ex ante” de los fondos de garantías de depósitos.

La exposición financiera se reduce al establecer el ranking de prioridad de los depósitos garantizados en la jerarquía de la insolvencia y en los límites de participación en la resolución.

La posición financiera de los accionistas y las demandas de otros acreedores no garantizados debe ser amortizada en primer lugar a través del rescate interno antes de hacer uso de la garantía europea de depósitos, según el BCE.

Acerca de ProfesionalesHoy 14937 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy