El Popular gana el 2,6 % más hasta marzo apoyado en el negocio con clientes

Madrid, 29 abr (EFE).- El Banco Popular obtuvo un beneficio neto de 93,7 millones de euros en el primer trimestre de 2016, un 2,6 % más que un año antes, un avance que la entidad atribuye al impulso del negocio recurrente, que según afirma no se ha visto perjudicado por la situación política que se vive en España.

En rueda de prensa, el consejero delegado, Francisco Gómez, ha asegurado que, pese a todo, lo mejor para la economía española es que la actual incertidumbre política se termine “lo antes posible” pues España sigue siendo “vulnerable” por su elevado desempleo, el déficit público y la dependencia de la financiación exterior.

En cualquier caso, se ha mostrado satisfecho por las cuentas del primer trimestre, periodo que ha calificado de “satisfactorio” en un escenario marcado por los bajos tipos, la elevada competencia y las presiones en los márgenes de la banca.

En el caso concreto del Popular, estas presiones les han llevado a cerrar marzo con recortes en todos los márgenes de la cuenta de resultados, aunque también ha habido cosas positivas como la menor necesidad de dotar provisiones o el recorte de los gastos, que también se han notado en las cifras trimestrales.

Asimismo, el impacto de la eliminación de las cláusulas suelo de las hipotecas sumó 18,8 millones hasta marzo, lo que redujo casi el 2 % el margen de intereses, hasta los 551 millones.

El margen bruto empeoró el 10,5 %, hasta quedar en 830 millones, y el de explotación se redujo casi el 18 % pese al recorte de los costes.

Gómez aprovechó para anunciar que la entidad recurrirá la sentencia del Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid que declaraba la nulidad de las cláusulas suelo de los contratos hipotecarios, e insistió en defender la transparencia de las que aplica el banco, por lo que, según él, deben seguir vigentes.

En cuanto a los efectos que tendría para la entidad y para la banca en general que el Tribunal de Justicia de la UE fallara a favor de la retroactividad total de las cláusulas suelo y les obligara a devolver el dinero pagado por sus clientes antes de mayo de 2013, Gómez dijo que es prematuro avanzar lo que pasará.

Preguntado por una posible nueva ronda de fusiones y adquisiciones en la banca española, destacó que el Popular quiere mantenerse independiente y, si se diera el caso, tendrían que ser ellos los compradores, como han hecho con la compra de la división de tarjetas de Barclays en España y Portugal, anunciada ayer.

Sobre esta adquisición, realizada a través de la filial de internet Bancopopular-e, aseguró que se trata de una “oportunidad” única para reforzar su posición en el negocio de tarjetas “revolving” y aprovechar para fortalecerse en el crédito de consumo, un negocio muy rentable que está en pleno auge.

El “número dos” del Popular también aseguró que el banco se siente cómodo con su actual red de oficinas, que no dejan de ajustar con cierres donde ya no hay tanto negocio y aperturas donde observan más dinamismo, pero con un papel siempre esencial en la relación con su clientela.

En ese sentido, admitió que les gustaría elevar su presencia en algunas regiones españolas como la comunidad valenciana o Cataluña.

Sobre el escenario creado por los tipos de interés negativos, explicó que el Popular no prevé cobrar nunca a sus clientes por el ahorro que estos les confían ni tampoco pagará a los que les pidan dinero.

Incluso en el caso de que el euríbor -tipo al que se referencian las hipotecas en España- se mantuviera en negativo durante un largo periodo, el Popular seguiría cobrando los intereses resultantes de la combinación entre este indicador y el diferencial que siempre se aplica a estos créditos, que oscila entre el 1 % y el 2 % para los nuevos contratos.

Pero para evitar equivocaciones, la entidad incluye una cláusula en las nuevas hipotecas en la que se aclara de forma explícita que “en ningún momento el banco pagará por prestar dinero”.

En relación con el escándalo de Ausbanc y la detención de su presidente, Luis Pineda, Gómez se mostró “sorprendidísimo” con todo el asunto, del que no sabían “absolutamente nada”, y ha asegurado que la relación del banco con las empresas y publicaciones de la asociación seguía los mismos criterios que con “cualquier otro medio publicitario”.

Acerca de ProfesionalesHoy 14048 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy