Documentos de TTIP revelan el intento de aguar las reglas de la UE, seg煤n Greenpeace

Bruselas, 1 may (EFE).- Una filtraci贸n de 248 p谩ginas de documentos sobre las negociaciones entre la UE y EEUU sobre un Acuerdo de libre comercio y de inversiones (TTIP) revela por primera vez la posici贸n de Washington e “intentos deliberados de cambiar el proceso legislativo y democr谩tico de la Uni贸n”, seg煤n Greenpeace.

Greenpeace Holanda obtuvo los documentos confidenciales, y los publicar谩 ma帽ana, a fin de proporcionar “una muy necesaria transparencia” sobre las negociaciones e “incentivar un debate informado” sobre el tratado, indic贸 en un comunicado.

La organizaci贸n ecologista se帽ala que los documentos confirman “importantes riesgos para el clima, el medioambiente y la protecci贸n del consumidor”.

As铆, protecciones medioambientales de larga tradici贸n en la UE parecen haber desaparecidas en las negociaciones, seg煤n Greenpeace.

En “ninguno de los cap铆tulos (…) se hace referencia a la regla de excepci贸n general incluida en el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) de la Organizaci贸n Mundial del Comercio (OMC), que permite a los pa铆ses regular el comercio “para proteger la vida o la salud de seres humanos, animales y plantas” o “para la conservaci贸n de los recursos naturales”, indic贸 Greenpeace.

Para la organizaci贸n, la omisi贸n de esta regla “sugiere que ambas partes crean un r茅gimen que pone el beneficio por delante de la vida y la salud de los humanos, animales y plantas”.

En cuanto al clima, Greenpeace tambi茅n asegur贸 que la protecci贸n del medioambiente ser谩 m谩s dif铆cil con el TTIP, dado que “no se puede encontrar nada apuntando a la protecci贸n del clima” en los documentos, ni tampoco una referencia al acuerdo COP21 de Par铆s.

“Es incluso peor, el alcance de las medidas de mitigaci贸n est谩 limitado a provisiones de los cap铆tulos Cooperaci贸n Regulatoria y Acceso de Mercado para Bienes Industriales”, se帽al贸 la organizaci贸n.

Esta propuesta dejar铆a fuera la posibilidad de regular la importaci贸n de combustibles intensivos en CO2 como el petr贸leo de arenas bituminosas, se帽al贸 Greenpeace.

Tambi茅n indic贸 que el principio de precauci贸n de la UE, mencionado en el Tratado de Funcionamiento de la Uni贸n “no est谩 recogido” en ninguno de los cap铆tulos filtrados.

Este principio pretende garantizar un elevado nivel de protecci贸n del medio ambiente mediante tomas de decisi贸n preventivas en caso de riesgo, aunque en la pr谩ctica su 谩mbito es m谩s amplio y se extiende a la pol铆tica de los consumidores, a la legislaci贸n europea relativa a los alimentos, a la salud humana, animal y vegetal.

Por contra, afirm贸 Greenpeace, la exigencia de EEUU de un “enfoque basado en el riesgo”, que pretende gestionar sustancias peligrosas en lugar de evitarlas, aparece en varias ocasiones.

La organizaci贸n se帽ala que este enfoque “socava la capacidad de los reguladores de tomar medidas preventivas, por ejemplo con respecto a sustancias controvertidas como disruptores endocrinos.

Otro elemento que destaca Greenpeace es que las empresas y grupos de presi贸n reciben en el texto “oportunidades para participar en la toma de decisiones para intervenir en las fases m谩s tempranas” del proceso decisorio.

Los documentos indican que la UE no ha sido franca con respecto al elevado grado de influencia de la industria, dado que un reciente informe p煤blico solo contiene una menci贸n menor a la consulta a la industria, mientras que los textos filtrados “hablan repetidamente sobre la necesidad de consultar con la industria y mencionan expl铆citamente c贸mo se ha recogido la opini贸n de la misma”.

EEUU, se帽ala Greenpeace, mostr贸 inter茅s, pero se apresur贸 en apuntar que tendr铆a que consultar con su industria con respecto a algunos productos”, como la agricultura.

Acerca de ProfesionalesHoy 12567 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy