La CE ve exagerada la atenci贸n a la filtraci贸n de TTIP y rechaza que rebaje las normas

Bruselas, 2 may (EFE).- La Comisi贸n Europea (CE) consider贸 hoy “exagerada” la atenci贸n acaparada por los documentos filtrados de la negociaci贸n con EEUU de un tratado de libre comercio e inversiones (TTIP), y volvi贸 a garantizar que un eventual acuerdo no aguar谩 las normas de la Uni贸n Europea (UE) de protecci贸n sanitaria y ambiental.

“Muchos de los alarmistas titulares de hoy son una tormenta en una taza de caf茅”, zanj贸 la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstr枚m, en su blog, donde sali贸 al paso de los documentos publicados por Greenpeace Holanda que revelan la presi贸n de Estados Unidos para que la Uni贸n se adapte a sus demandas.

脡stos consisten en 248 p谩ginas que incluyen trece de los diecisiete textos consolidados (texto acordado o la posici贸n de cada parte entre corchetes) que hab铆a en abril, antes de la 煤ltima ronda de negociaci贸n que se cerr贸 la semana pasada en Nueva York.

La gran novedad de esta filtraci贸n es que saca a la luz por primera vez la posici贸n de Washington en aspectos concretos, mientras que la UE hab铆a ido publicando la suya en aras de la transparencia y tras la petici贸n de la defensora del pueblo europeo de dar a conocer m谩s textos de la negociaci贸n.

“Ning煤n acuerdo comercial de la UE rebajar谩 jam谩s nuestro nivel de protecci贸n de consumidores, seguridad alimentaria o medioambiente. Los acuerdos comerciales no cambiar谩n nuestras normas sobre organismos modificados gen茅ticamente, c贸mo producir una carne segura o c贸mo proteger el medioambiente”, insisti贸 Malmstr枚m, en referencia a algunos de los puntos m谩s delicados para los europeos.

La pol铆tica sueca aclar贸 que unas opiniones divergentes “no quiere decir que la otra parte ceda” y asegur贸 que en “谩reas en las que estemos demasiado alejados en una negociaci贸n, simplemente no llegaremos a un acuerdo”.

El jefe negociador comunitario, Ignacio Garc铆a Bercero, afirm贸 por su parte que “se est谩 exagerando el grado de divergencia de puntos de vista” y apunt贸 que Estados Unidos ya “ha aceptado que nada de lo que las dos partes hagan puede debilitar el grado de protecci贸n en nuestras respectivas regulaciones”.

Incidi贸 en que “toda negociaci贸n con un pa铆s tercero se ha de hacer con respeto y esto incluye la posici贸n de Estados Unidos, que ellos no quer铆an que fuera p煤blica”.

Pese a ello reiter贸 que ambas partes siguen “trabajando con el objetivo de ver lo que podemos acordar antes del fin de la Administraci贸n” de Barack Obama, “pero siempre sin sacrificar sustancia”.

Greenpeace se帽ala que en los documentos no hay referencias a la excepci贸n de la Organizaci贸n Mundial del Comercio (OMC) sobre medidas para la protecci贸n de la salud o el medioambiente, que no obstante Garc铆a Bercero asegura que ser谩n incluidas en un cap铆tulo diferente a煤n no consolidado.

La ONG tambi茅n denuncia que no hay menci贸n al reciente acuerdo de Par铆s sobre el cambio clim谩tico ni al “principio de precauci贸n”, que garantiza la posibilidad de legislar para proteger la salud p煤blica o el medioambiente, mientras que EEUU introduce la petici贸n de gesti贸n de sustancias peligrosas en vez de evitarlas, como es el caso de qu铆micos disruptores hormonales como algunos pesticidas.

En cambio, para Garc铆a Bercero, “es obvio que no vamos a negociar nada del principio de precauci贸n”.

“Estados Unidos dijo que antes de responder a nuestra petici贸n sobre aranceles de veh铆culos, quer铆an saber m谩s sobre nuestra voluntad de discutir tambi茅n aranceles agr铆colas. Es el 煤nico asunto que est谩 reflejado en ese informe particular”, se帽al贸.

Por lo que se refiere al poder de los grupos de presi贸n corporativos a la hora de legislar, el negociador europeo recalc贸 que “querer consultar a la industria no es nada particularmente sorprendente”, y dijo que la UE consulta tanto a la industria como a las organizaciones de consumidores, medioambientales o sindicatos.

Desde el Parlamento Europeo (PE), el portavoz de Comercio del grupo socialista, David Martin, subray贸 que la Euroc谩mara no aceptar谩 un acuerdo que rebaje la legislaci贸n europea, al tiempo que reconoci贸 que “nada en esta filtraci贸n indica que la UE haya cedido a las demandas de Estados Unidos”.

El eurodiputado de EQUO Florent Marcellesi consider贸 por su parte que los textos “revelan que todas nuestras sospechas eran ciertas”, al tiempo que opin贸 que el TTIP “es un peligro real para la salud, los consumidores y el clima”, mientras que Marina Albiol, de IU, dijo que la CE debe “paralizar de inmediato” las negociaciones.

El director para Europa de Greenpeace, Jorgo Riss, pidi贸 “detener” el proceso “porque los negociadores no est谩n actuando por el inter茅s p煤blico”, y consider贸 que “si hay cambio, va a venir de una discusi贸n p煤blica”.

Acerca de ProfesionalesHoy 14500 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy