La ONU anticipa un menor crecimiento mundial y una recesión en Brasil más larga

Naciones Unidas, 12 may (EFE).- La ONU revisó hoy a la baja la previsión del crecimiento de la economía mundial para este año, hasta un 2,4 %, y destacó el caso de Brasil, que se encuentra en una recesión “más larga y profunda” de lo que se esperaba.

El Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU anunció hoy que la perspectiva de crecimiento económico mundial para este año estará medio punto porcentual por debajo del 2,9 % que había calculado en diciembre pasado.

El dato figura en la revisión de medio año del informe sobre la situación económica mundial que había dado a conocer el 10 de diciembre pasado, actualizándolo con la evolución de la coyuntura de los últimos meses.

“La actividad económica mundial se mantiene en niveles mediocres, con pocas perspectivas de un cambio de rumbo en 2016”, dice el informe, presentado en una rueda de prensa por el secretario general adjunto para Desarrollo Económico de la ONU, Lenni Montiel.

En la revisión a la baja han influido correcciones en las tasas de crecimiento de Latinoamérica, entre otras regiones, donde las medidas de ajuste han exacerbado los efectos adversos en la marcha de la economía.

A ello se han unido la caída en los precios internacionales de las materias primas desde octubre pasado y los efectos de la “severa sequía” originada por el fenómeno meteorológico de “El Niño”, que han ocasionado una grave disminución en la producción agrícola.

A consecuencia de esto último, ha habido alzas en los precios de los alimentos en África, Asia y Latinoamérica, lo que ha causado inflación y obligado a las autoridades a medidas monetarias de ajuste.

El informe destaca que las recesiones en Brasil y Rusia “han demostrado ser más largas y profundas que lo que se había anticipado”.

Para el total de Latinoamérica y el Caribe, el informe calcula que la actividad económica tendrá una variación negativa este año del 0,6 %, lo mismo que en 2015, y calcula que en 2017 el producto bruto regional crecerá sólo un 1,5 %.

“Esta será la primera vez desde la crisis de la deuda en 1982-1983 que el producto regional cae en dos años consecutivos”, dice el informe.

Sobre Brasil, la primera economía latinoamericana, la ONU calcula que su actividad económica bajará un 3,4 % este año y el siguiente subirá un 0,2 %.

“Brasil se encamina a una recesión más larga y profunda de lo que se había esperado previamente”, dice el documento, que recuerda que el producto interno bruto de país cayó un 3,8 % el año pasado.

Esa recesión tiene unos efectos negativos en varios países vecinos, como Argentina, Bolivia y Paraguay, recuerda la ONU, que no precisa la perspectiva de crecimiento económico de esas tres naciones.

Al ser consultado sobre si la suspensión en sus funciones de la presidenta brasileña, Dilma Roussef, hoy, podría perjudicar aún más las perspectivas económicas de ese país, Montiel dijo que habrá que esperar cómo se desarrolla la crisis política.

“No tenemos una bola mágica de lo que va a pasar en la economía de Brasil vinculado con la actual situación”, dijo el economista, de nacionalidad venezolana.

“Si vuelve a la normalidad la estabilidad política y retornan los valores macroeconómicos a los niveles normales, esperamos un crecimiento para el próximo”, agregó.

Montiel recordó que Brasil viene atravesando una situación “inusual” comparada con los altos niveles de crecimiento que ha tenido en los últimos años, lo que se refleja en déficit fiscal, altas tasas de interés e incertidumbre política.

“Estos elementos -agregó- tienen una aguda influencia en la confianza de los consumidores y de las empresas”.

El alto funcionario de la ONU insistió en que, en todo caso, la “modesta recuperación” económica que se espera para el año próximo en Brasil “estará supeditada al alivio en la crisis política actual y a la estabilización de la situación macroeconómica”.

Por regiones, el informe pronostica que la actividad económica de los países desarrollados crecerá un 1,8 % este año y un 1,9 % el próximo, y la de los países en desarrollo aumentará un 3,8 % en el presente ejercicio y un 4,4 % en el siguiente.

Estados Unidos, la primera economía mundial, tendrá este año un crecimiento del 2,2 %, según la previsión de la ONU, y la de China subirá un 6,4 %, de acuerdo con la actualización del informe de Naciones Unidas.

Acerca de ProfesionalesHoy 12638 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy