Eurocloudexpo

Última hora

Procesan a Cristina Fernández por presunto perjuicio económico a la Argentina

Buenos Aires, 13 may (EFE).- La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) fue procesada hoy por supuesto perjuicio al Estado, en una causa que investiga presuntas irregularidades en operaciones del Banco Central durante su mandato, basadas en el instrumento financiero denominado dólar futuro.

Se trata del primer procesamiento judicial para Fernández, que dejó la presidencia argentina en diciembre de 2015, cuando asumió el cargo el conservador Mauricio Macri.

El juez Claudio Bonadio, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 11, decidió abrir este proceso penal contra la exmandataria por el delito de “administración infiel en perjuicio de la administración pública, en el marco de la causa por el dólar futuro”, explicó el Centro de Información Judicial (CIJ).

Bonadio explica en el auto que el instrumento financiero dólar futuro, aplicado en este caso a la compra o venta de la divisa estadounidense, es una especulación en pesos contra la cotización futura del dólar, la cual es establecida por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) cada día y que técnicamente se denomina dólar spot.

También procesó al que fuera su último ministro de Economía, Axel Kiciloff; al extitular del BCRA Alejandro Vanoli, y a otros 12 imputados, y ordenó trabar un embargo sobre sus bienes por 15 millones de pesos cada uno (más de un millón de dólares). Todos fueron llamados en los últimos meses a prestar declaración indagatoria por este caso.

En abril Fernández acudió a los tribunales y presentó un escrito en el que defendió que las operaciones investigadas “fueron llevadas a cabo legítimamente por las autoridades del Banco Central” de acuerdo a “la normativa vigente”, al tiempo que cargó contra el actual Gobierno y el Poder Judicial y se definió como “expresidenta perseguida”.

La viuda del también exjefe de Estado Néstor Kirchner (2003-2007) presentó además una recusación contra el juez al alegar “enemistad manifiesta” con el magistrado desde sus tiempos en la Presidencia, pero Bonadio lo rechazó y la Cámara Federal lo confirmó después.

La causa se inició en octubre de 2015 por la denuncia formulada por los entonces legisladores opositores Mario Negri, de la Unión Cívica Radical, que integra el hoy oficialista bloque Cambiemos, y Federico Pinedo actual presidente provisional del Senado de la Nación.

Según alegaron, mediante la celebración de contratos de dólar futuro, el Banco Central pudo haber vendido dólares a un precio que rondaba los 10,65 pesos por unidad, por debajo del precio establecido en la Bolsa de Nueva York para este tipo de contratos (por entonces, alrededor de 14 pesos por unidad).

Al respecto, Bonadio entiende que, de la diferencia entre el precio pactado y el del mercado, se desprende que por los contratos cerrados (septiembre a diciembre 2015) el Banco Central registró una pérdida de 1.552 millones de pesos (unos 109 millones de dólares actuales). A ella deberían sumarse las derivadas de la ejecución de contratos entre enero y junio próximo.

La entidad bancaria, en la anterior administración, señaló que se trata de una operatoria normal y habitual que utilizan los Bancos Centrales con un objetivo de regulación y para brindar previsibilidad en el mercado cambiario.

En el auto de procesamiento, el juez manifestó que “es impensable” que Fernández desconociera una operación financiera de esta magnitud, “en la que en menos de 45 días hábiles se abrieron posiciones del BCRA de 5.000 a 17.000 millones de dólares”.

“Resultó evidente que la entonces presidente de la Nación impartió instrucciones -que sin duda fueron elaboradas conjuntamente- a su ministro de Economía para que esta operación financiera se lleve a cabo”, añade.

Sin embargo, el kirchnerismo responsabiliza al actual Ejecutivo de Macri por las pérdidas en el Central, ya que considera que fueron resultado de la devaluación de diciembre pasado.

Con apenas una semana de gestión, el pasado 16 de diciembre el Gobierno de Macri liberó las restricciones que había impuesto Fernández en el mercado cambiario, lo que ocasionó una devaluación cercana al 60 por ciento.

Para Fernández, “la operación de venta de dólares futuro no produjo en el Banco Central, tal como lo reflejan sus balances, pérdida alguna y sólo puede hablarse de efectos disvaliosos a partir exclusivamente de las decisiones que tomaron las actuales autoridades al devaluar”.

El pasado 19 de abril, el ministro de Finanzas argentino, Alfonso Prat-Gay, dijo que gracias a la denuncia se evitó que se “agrandara” el “fraude” a la Administración Pública.

Este no es el único caso que afecta a Fernández, ya que en los últimos días un fiscal la acusó de presunto cohecho, enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos en una causa que investiga una de sus empresas, pero también se suma la petición que ya hizo otro fiscal para que sea investigada por una supuesta red de lavado de dinero y otra causa que analiza supuestas irregularidades en otra de sus sociedades.

Acerca de ProfesionalesHoy (11577 artículos)
Equipo editorial de ProfesionalesHoy