La inflación en EE.UU. se acelera en abril con la mayor subida en más de tres años

Washington, 17 may (EFE).- El índice de precios al consumo (IPC) de Estados Unidos aumentó un 0,4 % en abril, lo que significó la mayor subida mensual en más de tres años, y la inflación acumulada en los últimos doce meses quedó en el 1,1 %, dos décimas por encima del dato anterior, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Los expertos habían anticipado un alza del IPC en abril de alrededor del 0,3 % tras el incremento del 0,1 % de marzo.

El avance del IPC en abril fue el mayor mensual desde la subida del 0,6 % registrada en febrero de 2013.

El mes pasado, los precios de la energía siguieron en la senda de la recuperación y avanzaron un 3,4 %, gracias a un aumento de más del 8 % en el costo de la gasolina, mientras que los de los alimentos crecieron un 0,2 %.

Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, la inflación subyacente aumentó en abril un 0,2 %, en línea con las expectativas, y la interanual se situó en un 2,1 %, una décima por debajo del 2,2 % previo.

El mes pasado subieron también los precios de la vivienda y de los servicios médicos, ambos un 0,3 %.

Por contra, se registraron descensos, también del 0,3 %, en los sectores de vehículos nuevos y de ropa, según el informe del Gobierno.

“Continuamos viendo la debilidad en el extranjero y la fortaleza del dólar como un peso sobre los precios de la ropa a lo largo de 2016”, argumentó Barclays en una nota enviada a los clientes.

En otro informe paralelo, el Departamento de Trabajo detalló que los salarios por hora bajaron un 0,1 % en abril, pero acumulan un incremento del 1,3 % en el último año.

Los economistas creen que, a medida que avance el año, la inflación se irá acercando a la meta del 2 % fijada por la Reserva Federal (Fed), impulsada por unos precios de la gasolina más altos y un probable debilitamiento del dólar, lo que contribuirá a hacer más caras las importaciones en beneficio del mercado doméstico.

La inflación en Estados Unidos cerró 2015 en el 0,7 %, el segundo nivel más bajo en el último medio siglo.

Aunque la inflación no está en los niveles deseados por la Fed, el banco central de EEUU decidió a mediados de diciembre elevar los tipos de interés en el país por primera vez desde 2006.

La próxima reunión de la Fed sobre política monetaria está prevista para el 14 y 15 de junio, y a su conclusión la presidenta del banco central, Janet Yellen, ofrecerá una rueda de prensa y se actualizarán las pronósticos macroeconómicos.

En su encuentro de abril, la Reserva dejó sin cambios los tipos de interés de referencia, actualmente entre el 0,25 % y el 0,50 %, en respuesta a la ralentización de la economía estadounidense a comienzos de 2016.

Entre enero y marzo, la economía creció a una tasa anual del 0,5 %, la menor en dos años.

Con respecto al desempleo, aunque la tasa se mantuvo sin cambios en abril, en el 5 %, la contratación se frenó el mes pasado, con 160.000 nuevos puestos de trabajo frente a los 208.000 de marzo.

Si en diciembre la Fed apostaba por hasta cuatro subidas de tipos de interés este año, la debilidad global y la ralentización interna han rebajado las expectativas de los mercados a un máximo de una o dos.

Acerca de ProfesionalesHoy 13147 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy