Fernández Ordóñez recibió casi 350.000 euros tras salir del Banco de España

Madrid, 18 may (EFE).- El exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez recibió una indemnización de casi 350.000 euros tras abandonar su cargo en la institución y antes de pasar a la jubilación y empezar a cobrar la pensión pública, según desvela un informe del Tribunal de Cuentas.

Miguel Ángel Fernández Ordoñez, cesado el 8 de junio de 2012 como gobernador del Banco de España, recibió exactamente 348.751 euros en concepto de indemnización al serle de aplicación el régimen de incompatibilidades que le impide ejercer actividad profesional alguna relacionada con las entidades de crédito o con los mercados de valores.

Esa cantidad la recibió en tres ejercicios, 92.641 euros en 2012, 177.307 euros ya en 2013 y 78.803 euros en 2014, porque se tuvo en cuenta además de su sueldo, diversos complementos y las dietas de asistencias a las reuniones del Consejo de Gobierno y a las de la Comisión Ejecutiva del Banco de España.

El Tribunal de Cuentas considera “adecuado” el cálculo de esta compensación aunque incluyera todas estas dietas y complementos, aunque destaca que el Banco de España no ha hecho públicas las indemnizaciones percibidas por Fernández Ordóñez por su cese.

El importe gastado en total por el Banco de España en compensaciones abonadas en el trienio 2012 a 2014 ascendió en total a 671.712 euros, ya que además de la indemnización a Fernández Ordóñez se pagó otra al exsecretario general José Antonio Alepuz, de 322.961 euros, quien había optado por dejar voluntariamente su puesto en 2011 para fichar por la Caixa en Caixaholding.

El Banco de España aceptó el 29 de septiembre de 2011 la renuncia voluntaria del secretario general, quien comunicó su aceptación de una oferta de trabajo en una entidad sometida a supervisión de la institución, pero la Comisión Ejecutiva de la propia autoridad monetaria acordó mantener la relación laboral con Alepuz durante los seis meses de incompatibilidad.

El alto cargo, detalla el Tribunal de Cuentas, percibió una compensación de 41.485 euros entre enero y marzo de 2012 (ya había percibido otro tanto entre octubre y diciembre de 2011), así como otra compensación de 281.476 euros (45 días de salario por cada año de servicios reconocidos para el Banco) en abril de 2012.

Este último pago lo cobró precisamente cuando ya realizaba su actividad en una sociedad perteneciente al grupo de una entidad de crédito, aunque el Tribunal de Cuentas “no aprecia tacha de legalidad”.

El Tribunal de Cuentas analiza en el mismo informe de fiscalización las indemnizaciones por cese recibidas por otros altos cargos entre 2012 y 2014 en otras entidades, entre las que se incluyen, la CNMV, la CNE, la CMT, la CNC, la CNSP (Comisión Nacional del Servicio Postal, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y el Consejo de Seguridad Nuclear.

El número de altos cargos en activo en las entidades fiscalizadas ascendía en ese período a 112, sobre los que la Oficina de Conflictos de Incompatibilidades (OCI) realizó actuaciones de gestión y control.

Entre 2012 y 2014 fueron cesados en estas entidades 55 altos cargos con derecho a indemnización fueron 55, de los que 45 -incluidos los dos del Banco de España- percibieron prestaciones compensatorias que sumaron mas de 4,4 millones de euros en su conjunto y diez renunciaron a ellas.

Acerca de ProfesionalesHoy 13111 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy