La OIT sugiere que el salario mínimo en España aumente un 10 por ciento

Ginebra, 18 may (EFE).- España debería aumentar su salario mínimo interprofesional un 10 % en los próximos tres años para reducir la pobreza laboral en el país, señaló hoy la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“Según los datos de que disponemos, si el salario mínimo creciera un 10 % en los próximos tres años, el aumento no sólo no afectaría a la creación de empleo, sino más bien al contrario, porque fomenta la demanda interna y por otra parte reduciría un poco la pobreza laboral”, indicó a Efe el director del departamento de Investigación de la OIT, Raymond Torres.

El salario mínimo interprofesional en España se sitúa en 655,20 euros brutos en 14 pagas y, según los estudios de la OIT, un aumento escalonado del 10 % tendría un gran impacto.

La OIT presentó hoy su informe “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2016-Transformar el empleo para erradicar la pobreza”, que enfatiza que el objetivo global de reducir la pobreza antes de 2030 no se logrará sin un aumento del trabajo decente en el mundo.

Precisamente, para la OIT, España es un ejemplo de un país donde existe un nivel muy elevado de “pobreza laboral”, especialmente entre los jóvenes.

“La pobreza laboral ha crecido mucho en los últimos años en España, especialmente entre los jóvenes, la franja de los 16 a los 24 años”, indicó Torres.

El experto explicó que este aumento se debe a dos factores: el crecimiento del desempleo, pero también porque muchos de los que tienen un empleo no reciben una remuneración suficiente para salir del riesgo de caer en la pobreza.

“Es un tema preocupante debido a ese doble fenómeno”, añadió.

Ante esta realidad, la OIT considera que “es claro” que las políticas públicas tienen que dirigirse a la vez a crear más empleo y a mejorar las condiciones laborales.

“Lo que hay que evitar es lo que ha pasado estos últimos años en España, que es el encadenamiento de contratos temporales, interinos, de corta duración, tiempo parcial no deseado, etc., que son realmente causas de pobreza laboral entre jóvenes, muchos de entre ellos jóvenes cualificados”, subrayó.

Precisamente, Torres apuntó como uno de los problemas la desconexión entre el sistema educativo y el empleo, jóvenes que se forman para puestos de trabajo que no existen y a la inversa, lo que lleva a que personas muy formadas también caigan en la pobreza laboral.

El experto recalcó que la situación de pobreza laboral no sólo no ha mejorado en los últimos años, sino que se ha deteriorado.

Ante esta situación, lo que la OIT sugiere a nivel mundial, “pero especialmente a España”, especificó Torres, es una pauta de crecimiento económico que se diversifique.

Dijo también que “ha habido un crecimiento acompañado de baja productividad en España durante mucho tiempo. Yo creo que un gran reto es aumentar la productividad. Es posible mejorar el posicionamiento de España a nivel internacional hacia sectores de mayor productividad y mayor grado tecnológico”.

Para el economista, el problema de la falta de productividad recae en un tema sectorial, pero sobre todo en el hecho de que predominen las pymes.

“En España el crecimiento empresarial es clave, hay muchas microempresas y pequeñas empresas que si crecieran tendrían una situación mucho más estable y podrían mejorar en productividad respecto a pequeñas empresas y en inserción internacional”, señaló.

Para ello sería necesario, según Torres, invertir en nuevas tecnologías, invertir en nuevo capital, entre otros aspectos.

“Ahí creo que hay un margen muy importante”, subrayó el expereto, que también dijo que la calidad del empleo “es esencial”.

Uno de los aspectos más negativos de los últimos años ha sido, a su entender, la reducción de los convenios colectivos, “que han caído significativamente y eso es una razón que explica el incremento de la pobreza laboral”.

Es por ello que Torres solicita que la “cobertura aumente otra vez”, e insiste en la importancia del aumento del salario mínimo.

El economista abogó por intensificar las políticas públicas de empleo “que están en una situación realmente dramática en España”, al tiempo que señaló que “se requiere una estrategia de políticas de empleo y mejorar el funcionamiento del servicio público de empleo (SEPE) y dedicar más recursos a ello”.

Citó el ejemplo de que se hayan suprimido puestos de orientadores del SEPE cuando a su juicio “se debía haber hecho exactamente lo contrario, contratar más orientadores porque son un instrumento esencial en la creación de empleo y en la lucha contra la pobreza laboral”.

Acerca de ProfesionalesHoy 14132 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy