Dijsselbloem considera “absolutamente posibles” multas a Portugal y España

Bruselas, 24 may (EFE).- El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, afirmó hoy que una eventual multa contra España y Portugal “es absolutamente una posibilidad” porque así lo prevén las reglas, y dijo que en estos dos casos había razones “serias” para contemplar sanciones.

“Son absolutamente una posibilidad, porque están (las sanciones) en nuestras reglas y nuestros reglamentos y cuando uno mira la actual situación en Portugal y España, había serias razones para contemplar sanciones”, señaló a su llegada a la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona.

La Comisión Europea (CE) ha aplazado para ambos países la decisión de una eventual multa por incumplimiento del objetivo de reducción de déficit a julio, después de las elecciones españolas del 26 de junio, pero ya ha recomendado darles un año extra, hasta 2016 y 2017, respectivamente para corregir el desvío.

En el caso de España, esto implica un esfuerzo de más de 8.100 millones de euros en dos años.

El Eurogrupo no verá hoy las recomendaciones específicas por país, sino el quinto informe de supervisión posterior al rescate de la banca española con problemas, que incluye no obstante una evaluación del esfuerzo fiscal de España, que, juzga el documento, “se ha detenido” e incluso “revertido” en los años pasados.

Dijsselbloem recalcó que los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) analizarán las recomendaciones por país el “próximo mes”, cuando todavía no se conocerá si la Comisión Europea recomienda finalmente multar a España o no.

Al ser preguntado qué pueden hacer esos países para evitar una multa, Dijsselbloem dijo que “asegurar que el presupuesto permanece o vuelva a la senda adecuada”.

“Es un trabajo duro, puedo decir por propia experiencia”, señaló.

Por su parte, el ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, señaló a su llegada a la reunión que “depende en primer lugar de las instituciones hacer una recomendación” en ese ámbito.

Aseguró, por otro lado, que no le preocupa que el pacto de estabilidad y crecimiento esté muerto.

España cerró 2015 con un déficit del 5,1 % del PIB -incluidos los 0,1 puntos que suman la ayuda financiera a la banca- frente al 4,2 % exigido por sus socios europeos, con lo que también se ha quedado también lejos de poder alcanzar el 2,8 % comprometido para 2016.

Portugal, por su parte, finalizó el pasado ejercicio con un déficit del 4,4 % del PIB incluido el impacto fiscal por el rescate de Banif, cuando tenía que haberlo reducido este año por debajo del 3 %.

Acerca de ProfesionalesHoy 16310 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy