Ahora Madrid y el PSOE rechazan de forma definitiva la Operación Chamartín

Madrid, 25 may (EFE).- Los grupos municipales Ahora Madrid y el PSOE han rechazado hoy de forma definitiva con sus votos en el pleno del Ayuntamiento de Madrid la conocida como Operación Chamartín, impulsada por el PP, que planteaba para el norte de la ciudad la mayor intervención urbanística de Europa.

El PP y Ciudadanos han votado en contra -Ahora Madrid y el PSOE a favor- de dar por finalizado el plan presentado en febrero del año por las administraciones implicadas -Gobierno central, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento, todas ellas entonces del PP- y la promotora Distrito Castellana Norte -BBVA y San José-.

El adiós definitivo a la última versión de la Operación Chamartín se produce dos semanas después de conocerse la propuesta del equipo de Gobierno de Manuela Carmena para la ordenación de la zona, que bajo el nombre de “Madrid Puerta Norte” plantea rebajar a la mitad el área urbanizable -1,7 millones de metros cuadrados- y reduce de 17.000 a 4.600 el número de viviendas construibles.

En cambio, el proyecto de Distrito Castellana Norte hoy rechazado pretendía prolongar en 3,7 kilómetros el paseo de La Castellana -principal arteria de Madrid- con la urbanización de más de tres millones de metros cuadrados y la construcción de 17.000 viviendas.

“La aprobación de este proyecto sería un desastre para la ciudad de Madrid”, ha defendido hoy el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

Tras un intenso rifirrafe con el concejal del PP José Luis Martínez-Almeida, José Manuel Calvo se ha dirigido a la portavoz del grupo popular, Esperanza Aguirre, para rogarle su apoyo a la anulación del anterior plan después de que ayer ésta expresase en el pleno que no estaba a favor de la “colmatación de viviendas”.

Calvo ha defendido la legalidad de desestimar el plan porque hasta el momento “lo único que se han podido generar son expectativas de derecho”, a diferencia de lo que opinan el PP y C’s, y ha recordado que su propuesta no tendría coste para las administraciones públicas (propietarias en un 82 % del suelo).

Frente a la posición del equipo de Gobierno, el concejal del PP José Luis Martínez Almeida ha afirmado que el nuevo proyecto es “un auténtico tratado de carmenología”, una “ocurrencia-disparate” que acabará con los 120.000 empleos previstos y con una inversión de 6.000 millones de euros.

Por parte de Ciudadanos, el concejal Bosco Labrado ha acusado al equipo de Ahora Madrid de presentar un proyecto que no tiene ninguna posibilidad de salir adelante con el objeto de “ganar tiempo para calmar a sus fieles enfurecidos”.

Y ha dicho además comprender ahora por qué el Gobierno de Carmena prescindió de las agencias de calificación de la deuda: “Después de este proyecto que dinamita la iniciativa privada sin garantías jurídicas hubiesen convertido la deuda de la ciudad en bono basura”.

En cambio, la concejal socialista Mercedes González ha aplaudido la desestimación del antiguo plan puesto que, según ha dicho, en torno a la reforma urbanística planteada por primera vez en 1993 hubo una “farándula urbanística” en la que “se prometían miles de viviendas, miles de puestos de trabajo e inversiones que nunca llegaron”.

“El equipo de Gobierno ha decidido comenzar un nuevo camino en esta historia, más adaptado, más viable y más sostenible”, ha defendido la socialista.

Con la votación plenaria de hoy, el Ayuntamiento descarta de forma definitiva el proyecto de Distrito Castellana Norte, aunque no cuenta con el apoyo del Ministerio de Fomento y la Comunidad de Madrid para su nueva propuesta de alzar 12.000 viviendas menos.

El equipo de Manuela Carmena pretende dar prioridad a la mejora de las carreteras, reformar la estación de Chamartín en 2018 y construir una nueva estación de metro en el distrito de Fuencarral -entre las estaciones de Las Tablas y Montecarmelo-, inversiones públicas que en el plan anterior quedaban postergadas.

Acerca de ProfesionalesHoy 12995 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy