El IPC modera su caída y baja en mayo el 1 % por la subida de la electricidad

Madrid, 30 may (EFE).- El índice de precios de consumo (IPC) ha moderado su caída en mayo, al bajar el 1 % interanual, una décima menos que en abril, debido fundamentalmente al encarecimiento de la electricidad y a la menor subida del precio de los viajes organizados, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Si el INE confirma a mediados de junio el dato adelantado hoy, el indicador acumularía 10 meses consecutivos sin registrar tasas positivas, desde que en julio de 2015 se situara en el 0,1 % interanual, aunque los expertos consideran que habrá un cambio de tendencia a partir del próximo trimestre motivado por el comportamiento al alza de los precios del petróleo.

El profesor de economía de ESADE Pedro Aznar considera que lo más probable es que en los próximos tres meses el IPC tienda a moderarse hasta alcanzar tasas cercanas al cero, si bien insiste en que esta evolución positiva empezará a notarse “una vez pasado el verano”.

A su juicio, los principales factores que contribuirán a estimular la economía y a elevar los precios son la política expansionista del Banco Central Europeo (BCE), a través de la compra de deuda pública, y el cambio de ciclo de los precios del petróleo, cuya subida ayudaría a que el IPC sea “menos negativo”.

Asimismo, Aznar apunta que el “importante” ritmo de crecimiento de la economía española, junto con la mejora del mercado laboral y el incremento de los salarios en ciertos sectores, contribuirá decisivamente a un ligero aumento de la inflación.

Por su parte, el experto del área de macroeconomía de Analistas Financieros Internacionales (Afi), David del Val, cree que la “leve mejoría” del IPC en mayo demuestra que sigue habiendo “una deflación importante y continuada” que dificultará el pago de la deuda de las familias.

No obstante, señala que la subida de los precios de la energía, y sobre todo de los combustibles líquidos, “se ha transmitido al bolsillo del consumidor”, por lo que estima que a partir del mes de agosto esta mejora se prolongue hasta situar el indicador en tasas cercanas al cero.

Asimismo, el economista de IE Business School Rafael Pampillón considera que la subida del precio del petróleo va a repercutir positivamente en una menor caída del IPC, si bien cree que la baja inflación contribuye al abaratamiento del precio del transporte y de los costes energéticos de las empresas.

En este sentido, asegura que el hecho de que los precios hayan caído un 1 % en el último año es “una buena noticia”, en tanto que aumenta el poder adquisitivo de las familias, la renta de los pensionistas y la competitividad de las empresas en los mercados internacionales, al poder exportar a precios más bajos.

Pampillón señala también que el diferencial de inflación de España con la zona euro es un factor “ventajoso” a la hora de competir en el mercado europeo.

El economista prevé que el IPC cierre el año en positivo, impulsado por el aumento del consumo de las familias, que creció un 0,9 % en el primer trimestre del año, y el crecimiento de la demanda en el comercio minorista.

Acerca de ProfesionalesHoy 14868 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy