Rato denuncia que los peritos de Hacienda “contaminan” su investigación

Madrid, 7 jun (EFE).- El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato considera que el caso que le investiga por varios delitos fiscales, corrupción y blanqueo está “contaminado”, y pide al juez instructor que nombre a dos peritos “imparciales” que evalúen la causa con total independencia.

Así lo ha requerido en un recurso remitido a la Audiencia Provincial de Madrid en el que el exministro denuncia que los actuales expertos de la ONIF, Oficina Antifraude dependiente del Ministerio de Hacienda, están condicionados ya que son los mismos que iniciaron el procedimiento.

Rato presentó ya un informe pericial para tratar de demostrar la falsedad de los hechos y unas acusaciones erróneas que contenía la denuncia inicial que dio lugar a su detención en abril de 2015.

La defensa de Rato alega que las diligencias solicitadas al juez, respecto a la falsedad de la denuncia, no las pueden llevar a cabo los peritos que redactaron tal acusación en la que ya hacían alusión a la presunta comisión de “delitos económicos”, lo que les invalida para la posterior investigación.

También asegura que los distintos informes presentados por la ONIF una vez efectuada la denuncia no se centraban en el contenido de ésta sino que aportan información sobre otras cuestiones que no tienen relación con la denuncia original.

El escrito, al que ha tenido acceso Efe, concreta que los funcionarios “no han jurado cargo alguno como peritos judiciales y tampoco han ratificado informe alguno ante el juzgado”, lo que hasta ahora había impedido a la defensa de Rato recusarlos por escrito como exige la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim).

En su opinión, deberían designarse, dentro de la propia Hacienda, expertos “objetivos e imparciales” puesto que, de no ser así, se estaría quebrantando el acceso a una defensa con garantías, “una vulneración frontal de la tutela judicial efectiva, del derecho a un proceso debido y con garantías y del derecho de defensa”.

Aunque tales aspectos procesales reconocidos por ley ya se habrían visto afectados porque, según expresa la defensa, los términos de la denuncia son lo suficientemente vagos como para afirmar que se ha abierto una “causa general” contra Rato.

El que fuera director general del FMI considera que tanto la ONIF como la Fiscalía han abierto contra él, sin indicios, una investigación “prospectiva”, es decir, que establece con anterioridad las conclusiones, lo que es anticonstitucional.

Según la defensa, la fase de instrucción no debería servir de pretexto para dar “carta de naturaleza a toda clase de pesquisas indeterminadas sobre extremos que no se ven apoyados por algún dato indiciario, algo que, lamentablemente, en este procedimiento está sucediendo a diario”.

Acerca de ProfesionalesHoy 14054 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy