La Patronal pide “estabilidad” ante el “nubarrón” de la incertidumbre política

Vitoria, 10 jun (EFE).- El presidente de la confederación española de pymes y vicepresidente de la patronal española CEOE, Antonio Garamendi, ha reclamado hoy “un marco de estabilidad” en España ante “los nubarrones” que ha supuesto la incertidumbre política de los últimos meses.

Garamendi ha participado hoy en Vitoria en la Asamblea General Ordinaria de la patronal alavesa, SEA, en la que ha pronunciado junto con el también vicepresidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, Juan Pablo Lázaro, la conferencia “Retos y claves de futuro para el tejido empresarial ante los desafíos e incertidumbres de la economía”.

“Los empresarios no estamos en campaña y no pertenecemos a ningún partido, pero les pedimos que sean muy responsables con lo que el país necesita”, ha afirmado Garamendi, quien ha recalcado que “el crecimiento viene de estabilidad presupuestaria”.

Ha explicado que en la situación económica de España hay “claros y oscuros”. Entre los primeros ha citado, entre otros, el aumento de las exportaciones, el superávit en la balanza comercial y la creación de empleo.

Las “nubes” surgen de que el crecimiento económico de España se ha visto favorecido por circunstancias ajenas como el ciclo mundial favorable, el tipo de interés bajo para la deuda y la caída del precio del petróleo.

Para Garamendi, los “nubarrones” vienen del mundo de la política y comenzaron con la “incertidumbre política y el fracaso de la responsabilidad pública y del liderazgo político” tras las elecciones generales de diciembre del año pasado y la imposibilidad de formar gobierno.

En política económica, ha reclamado una bajada de impuestos porque supondrá, ha dicho, una mayor recaudación para las arcas públicas mediante un mayor consumo.

Ha pedido también la supresión de los impuestos de Patrimonio y de Sucesiones, que son “una rémora de los impuestos confiscatorios” yo también una reducción de los costes energéticos, que son mas altos que en Europa.

Lo mismo pasa, ha dicho, con el “lastre” de las cotizaciones sociales, que “en España son un 30 % más caras”, por lo que, si los costes laborales bajaran, “los salarios sin duda subirían”.

Otra de las actuaciones que mejorarían la competitividad de las empresas, según Garamendi, sería tomar medidas contra la morosidad, que es “el verdadero problema”, especialmente en el caso de las pymes, ya que un 10 % de su facturación está afectada por el retraso en el pago de facturas tanto por parte de las administraciones públicas como de las empresas “grandes que se aprovechan de las chicas”.

Lázaro ha afirmado que “hacen falta políticos valientes que tomen decisiones valientes”, aunque “quizás a corto no sean populares”. Ha deseado además que “gobierne quien gobierne” tras el 26J el nuevo Ejecutivo opte por “seguir con las reformas”.

Acerca de ProfesionalesHoy 15795 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy