Los paros contra la reforma laboral en Francia pierden fuelle temporalmente

París, 11 jun (EFE).- Las huelgas en Francia contra la reforma laboral del Gobierno, que en las últimas semanas han afectado a sectores estratégicos como los ferrocarriles, los carburantes o la recogida de basuras, perdían hoy fuelle, en espera de una mayor movilización de cara al martes próximo.

Al mismo tiempo, los pilotos de Air France comenzaron hoy, aprovechando la atención internacional sobre Francia con el inicio anoche de la Eurocopa, una huelga de cuatro días consecutivos con reivindicaciones corporativas internas a la empresa, que conducía a la supresión de algo menos del 20 % de los vuelos.

Tras la subida de tensión ayer en la jornada inaugural de la Eurocopa, con declaraciones cruzadas entre el Ejecutivo y la Confederación General del Trabajo (CGT, que lidera las protestas), la situación recuperaba una mayor calma, como un respiro antes de la jornada de manifestaciones del martes próximo, coincidiendo con el inicio del debate en el Senado de la ley del trabajo.

El secretario general de la CGT, Philippe Martínez, explicó en una entrevista a “Le Parisien” que su objetivo el martes es sacar a la calle a más personas que en la fecha de las mayores concentraciones contra esa ley, el 31 de marzo, cuando de acuerdo con sus cifras se manifestaron 1,2 millones de personas en Francia.

El paro continuaba hoy en los ferrocarriles franceses por undécimo día consecutivo, pero con un impacto algo inferior a las jornadas anteriores.

La Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) decidió cancelar, de media, el 10 % de los trenes de alta velocidad, la mitad de los otros de largo recorrido, un 40 % de los regionales y la mitad de los cercanías de París.

En las líneas internacionales, una vez más las más afectadas eran las que conectan España con Francia (París-Barcelona, Lyon-Barcelona, Toulouse-Barcelona y Marsella-Madrid), ya que sólo la mitad de los convoyes habituales funcionaban.

Otro de los frentes abiertos es el de la recogida y el tratamiento de residuos en diversas ciudades, y en particular en París, donde en varios distritos todavía esta mañana eran bien visibles las filas de contenedores llenos a rebosar, con montones de basura maloliente desparramada por el suelo.

Para puentear el efecto de los paros del personal municipal, el Ayuntamiento de París anunció ayer que recurría a las empresas privadas que también se encargan de ese servicio para que amplíen su actividad a toda la ciudad, lo que permitió recuperar 2.000 toneladas en 24 horas.

Sin embargo, la vuelta a la normalidad no se espera al menos hasta el final de la semana, sobre todo teniendo en cuenta que la principal planta de tratamiento de residuos de la región, la de Ivry sur Seine, se encuentra en huelga y con un piquete que impide la entrada o salida de camiones.

En el sector de los carburantes, verdadera vanguardia de la protesta contra la reforma laboral, los trabajadores de la terminal petrolera de Le Havre (noroeste), decidieron poner fin a la huelga que habían iniciado hacía 18 días.

En la refinería de Gonfreville, la mayor del país, en paro desde hace 25 días, también debía reanudarse la actividad. Dos de las ocho que hay en Francia, en cualquier caso, continuaban paradas.

La ministra de Trabajo, Myriam el Khomri, que da nombre a la polémica reforma laboral, tiene en su agenda una cita el viernes próximo a primera hora de la mañana con Martínez.

Ayer, ambos se lanzaron, a través de los medios, mensajes puramente tácticos sobre la inmediata disponibilidad de uno y otro para avanzar ese encuentro y buscar una solución a la crisis social que vive Francia desde hace más de tres meses, con los consecuentes efectos negativos sobre la imagen del país en el exterior.

Una imagen que sólo puede venir a deteriorar el paro del colectivo de pilotos de Air France, que contra toda evidencia niega que las fechas elegidas tengan que ver con el eco que les da la Eurocopa.

La secretaria general del Sindicato Nacional de Pilotos de Línea de Air France (SNPL, mayoritario), Véronique Damon, subrayó hoy en declaraciones a la emisora “France Info” que fue la decisión de la dirección de aplicar nuevas reglas salariales desde el día 1, lo que había provocado la activación del movimiento ahora.

Además, Damon hizo hincapié en que habían elegido “deliberadamente una nueva forma de huelga” por franjas horarias para que “penalice menos” a los pasajeros de la aerolínea de bandera, ya que así se limitan las cancelaciones de vuelos que pueden programarse en la misma jornada, pero con retraso.

Acerca de ProfesionalesHoy 13508 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy