El PSOE propone bajar cotizaciones e IRPF a los autónomos que ganen menos

Madrid, 15 jun (EFE).- El PSOE propone un nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social para los autónomos en función de sus ingresos, así como reducir al 1 % las retenciones por IRPF a los nuevos profesionales que no lleguen a un rendimiento neto anual de al menos 12.000 euros en los dos primeros años de actividad.

Son dos iniciativas incluidas en el documento electoral “Sí a facilitar el trabajo de autónomos, emprendedores y pymes”, publicado hoy por el PSOE, que también creará una excedencia para emprender con reserva del puesto de trabajo por un máximo de un año para quienes estén empleados por cuenta ajena y decidan iniciar un proyecto empresarial.

El PSOE se compromete a negociar su reforma en favor de autónomos, pymes y emprendedores en la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo para que pueda ser incorporada a los presupuestos de 2017.

En el ámbito de los autónomos, el documento incluye que el pago de las cotizaciones sea trimestral, en lugar de mensual, que se pueda cambiar la base de cotización al menos en cuatro ocasiones dentro de un año, que el importe de la cuota se corresponda con los días efectivos de trabajo y que se establezca una cuota específica para el trabajo autónomo a tiempo parcial.

Asimismo, aboga por reducir la penalización en el retraso de los pagos, flexibilizar el acceso a la tarifa plana para los autónomos que vuelvan a la actividad tras haberla abandonado por razones justificadas y acabar con la figura del autónomo económicamente dependiente, que considera un falso autónomo.

También propone que la declaración del IVA tenga carácter anual en el primer año de actividad y que los autónomos puedan compensar sus deudas con Hacienda y la Seguridad Social con los cobros pendientes a otras administraciones públicas.

Para dar continuidad a los negocios de autónomos cercanos a la jubilación apuesta por facilitar su adquisición por parte de jóvenes desempleados, mediante un programa de relevo generacional que incluya bonificaciones fiscales, entre otras cosas.

En el ámbito de las pymes, el PSOE revisará toda la regulación fiscal, laboral, mercantil y administrativa que desincentiva el crecimiento de tamaño de las empresas.

Además, elevará de 6 a 20 millones el umbral de facturación para los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades y la liquidación de IVA, así como para la integración en la Unidad de Grandes Contribuyentes.

Para facilitar el acceso a la segunda oportunidad de emprendedores y microempresarios, eliminará el periodo de cinco años en el que las deudas exoneradas pueden volver a ser reclamadas, dará a los créditos públicos el mismo tratamiento que a los privados en los concursos y reducirá los requisitos para acceder al perdón de la deuda.

Los socialistas impulsarán un régimen sancionador en materia de morosidad empresarial, de forma que los morosos no puedan desgravarse como costes ni descontar el IVA de las facturas no pagadas.

Se fomentará que las pymes sean proveedoras de las administraciones públicas y se buscará la coordinación de la legislación sobre horarios comerciales con las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

Para mejorar el emprendimiento, el PSOE reducirá los trámites y costes, permitiendo la creación de una empresa en un día por vía telemática, permitirá capitalizar de una sola vez la prestación por desempleo para la puesta en marcha de una actividad y promoverá medidas fiscales y financieras para impulsar a los emprendedores tecnológicos.

Asociado a esto último, establecerá un “visado start-up” para los extranjeros que impulsen proyectos empresariales en España.

Para promover que las empresas salgan al exterior aumentará a 500 millones de euros anuales la dotación del Fondo para la Internacionalización de las Empresas (FIEM) y potenciará los avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y la actividad de la Compañía de Seguros de Crédito a la Exportación (CESCE).

En aras de mejorar la financiación empresarial, lanzará un Fondo Estratégico de Innovación y Reindustrialización (FEIR) con capital público-privado, aumentará los límites de inversión en las plataformas de financiación colectiva o “crowdfunding” y facilitará financiación de circulante y descuento de facturas a las empresas que no pueden acceder a la financiación bancaria.

Acerca de ProfesionalesHoy 12549 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy