Valls mantiene firme la postura del Gobierno frente a la presión sindical

París, 19 jun (EFE).- El primer ministro francés, Manuel Valls, admitió hoy que hay un “desacuerdo de fondo” con los sindicatos sobre la reforma laboral, pero apuntó que ha llegado el momento de avanzar rápido para adoptar el proyecto de ley.

“No se va a retirar ese texto, ni a modificar su filosofía, ni a reescribir los principales artículos”, señaló en una entrevista concedida al diario “Le Journal du Dimanche” (JDD).

El proyecto defendido por la ministra de Trabajo, Myriam El Khomri, volverá a la Asamblea Nacional el próximo 5 de julio, tras haber sido aprobado en esa cámara por decreto y pasar ahora su tramitación en el Senado.

“Ha habido tiempo para el diálogo. La democracia social no es la expresión permanente de la contestación, es el respeto de los tiempos democráticos”, dijo el primer ministro, que no quiso pronunciarse sobre la posibilidad de recurrir de nuevo al artículo 49.3 de la Constitución para saltarse el voto parlamentario.

El jefe del Gobierno avanzó que “cada cosa a su tiempo” pero dejó clara la intención de restablecer la versión adoptada en la Asamblea a mediados de mayo, después de que la derecha, según Valls, la haya “cambiado profundamente” en el Senado.

Evitó también ser claro sobre la eventual prohibición de las manifestaciones convocadas para los próximos 23 y 28 de junio, pero pidió responsabilidad a los sindicatos.

“Teniendo en cuenta la situación, los altercados que ha habido, el atentado contra una pareja de policías pero también la celebración de la Eurocopa, los organizadores deberían anularlas ellos mismos”, apuntó.

Valls subrayó que si el Ejecutivo constata que esas protestas van a suponer de nuevo un peligro para las fuerzas del orden y los bienes públicos, éste se verá obligado a “asumir sus responsabilidades”.

Acerca de ProfesionalesHoy 14133 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy