Bajar la tasa de paro del 20 %, un mismo objetivo pero distintas recetas

Madrid, 22 jun (EFE).- Crear empleo para bajar la tasa de paro del 20 %, ayudar a autónomos y parados de larga duración, subir el salario mínimo y racionalizar la jornada laboral son algunos de los objetivos electorales que, de cara al 26-J, comparten los cuatro grandes partidos pero con matices y desde perspectivas distintas.

El empleo es uno de los ejes estrella de los programas electorales del PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, que, sin embargo, no se ponen de acuerdo en las recetas para crear trabajo estable y de calidad, ni tampoco en cómo paliar el paro de larga duración que lleva cuatro años por encima de la barrera de los dos millones, frente a los 240.000 de antes de la crisis.

El programa de empleo del PP tiene un objetivo: que en España haya 20 millones de ocupados al final de la legislatura y, para ello, plantea un modelo de relaciones laborales que ponga el acento en la flexibilidad interna para que el despido y la destrucción del empleo sean el último recurso ante situaciones económicas adversas.

Los populares apuestan por el empleo indefinido pero también por el emprendimiento y los autónomos, de forma que este colectivo disponga de más flexibilidad y capacidad de elección de sus cotizaciones.

Como novedad y frente al programa del 20-D, el PP plantea que la jornada laboral finalice a las 18.00, racionalizar los horarios en empresas e instituciones e impulsar el teletrabajo.

Sobre las pensiones, los populares optan por la continuidad de las medidas adoptadas y dicen que con el actual índice de revalorización se asegura que, en épocas de déficit, las pensiones se revaloricen, al menos, el 0,25 %.

En su programa, el PSOE busca recuperar el subsidio para desempleados mayores de 52 años, suprimir las bonificaciones a la contratación, salvo las dedicadas a personas con discapacidad o riesgo de exclusión, y dedicar esta inversión a formación.

Los socialistas proponen tres modalidades de contrato: indefinido, temporal y de relevo y para la formación. El PSOE también quiere poner fin a la figura del falso autónomo, terminar con las becas que encubren contratos de trabajo y elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

En pensiones, los socialistas incluyen una tasa específica para sufragar el pago de las pensiones, que saldría de la cuantía de impuestos ya existentes.

También insisten en derogar la reforma del PP, restaurar el Pacto de Toledo e incrementar la pensión de viudedad para mayores de 65 años que no reciban otra pensión pública.

Además, los socialistas se comprometen a poner en marcha un ingreso mínimo vital de 426 euros en su primer año de Gobierno, derogar la reforma laboral de 2012 -no así la de 2010- y subir el salario mínimo (648 euros) para que en ocho años alcance el 60 % del salario medio neto.

Unidos Podemos también promete una subida del salario mínimo que llegaría a ser de 800 euros al mes, en 14 pagas al final de los dos primeros años de legislatura.

Otra medida que plantean es que se vuelva a la indemnización por despido de 45 días trabajados, anterior a la reforma laboral de 2012. En esta línea proponen la derogación de las dos reformas laborales: la del PP y la de José Luis Rodríguez Zapatero.

Sobre los contratos, Unidos Podemos se decanta por fomentar los indefinidos, eliminar los incentivos al empleo parcial, reforzar el apoyo a la pequeña empresa y una renta mínima garantizada para los hogares con ingresos por debajo del umbral de la pobreza. Además, plantea una jornada laboral de 35 horas a la semana.

En pensiones, defienden la jubilación a los 65 años, con un período voluntario, la derogación de la reforma del PP y comparten con los socialistas la financiación del sistema vía impuestos pero en “circunstancias extremas”.

En materia de empleo, Ciudadanos lleva como eje estrella el contrato único indefinido y la denominada “mochila austríaca”.

Esta medida viene a ser un seguro contra el despido con aportaciones empresariales a una cuenta individual de cada empleado, por una cantidad equivalente al 1 % de su salario.

El partido naranja también apuesta por premiar a las empresas que favorezcan empleos estables y por contra penaliza a las compañías que abusen del despido. Además, ofrece ayudas a los parados de larga duración para integrarles en el mercado laboral.

De hecho, los parados de larga duración que inicien un negocio no pagaran IRPF los dos primeros años. Tampoco lo pagarán, el primer año, quienes encuentren su primer empleo y quienes trabajen más allá de su edad de jubilación.

Sobre las pensiones, Ciudadanos rechaza sufragarlas con una tasa específica y plantean una buen gestión del dinero público para corregir, poco a poco, el déficit de la Seguridad Social.

Acerca de ProfesionalesHoy 14140 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy