La prima de riesgo española, a la espera de los resultados de las elecciones

Madrid, 26 jun (EFE).- La prima de riesgo española o el sobrecoste que exigen los inversores por adquirir la deuda española, previsiblemente, reaccionará mañana a los resultados de las elecciones generales tal y como lo ha hecho en anteriores ocasiones, en las que subió casi de forma generalizada.

Los comicios generales de hoy serán los decimoterceros desde la transición y los segundos que se celebran en seis meses, ante la incapacidad de los grupos políticos de formar Gobierno.

El pasado 20 de diciembre de 2015, las elecciones generales, las primeras de Felipe VI como rey de España, dieron como ganador al PP, que no obstante, no obtuvo una mayoría suficiente como para forma gobierno.

Un Parlamento muy fragmentado y la incertidumbre que esta situación provocó respecto a la dificultad para formar gobierno y mantener la senda de reformas, hizo que un día después de las elecciones, el lunes 21 de diciembre, la prima de riesgo repuntase con fuerza, siete puntos básicos, hasta los 122.

En los comicios previos, celebrados el 20 de noviembre de 2011, el riesgo país también rebotó de forma aún más notable.

En esa ocasión, el PP obtuvo mayoría absoluta tras el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, y la prima de riesgo terminó la jornada siguiente a los comicios con 23 puntos básicos más, hasta los 464, en un momento en el que la rentabilidad del bono nacional a diez años -diferencia que con el alemán mide el riesgo país- se situaba en el 6,55 %.

El mercado se veía afectado en aquel momento por la crisis de deuda soberana que vivía la zona euro.

Cuatro años antes, en marzo de 2004, tras las elecciones que dieron la victoria al PSOE, la prima de riesgo española se situaba en los 28 puntos básicos, con el rendimiento del bono español a diez en el 4,01 %, y el de “bund” alemán, en el 3,73 %.

Una rentabilidad muy alejada de la actual, ya que el rendimiento del bono nacional se sitúa en el 1,632 % y el alemán en el -0,047 %.

En la última sesión de la semana, el viernes, la rentabilidad del bono alemán se situó en tasas negativas en mínimos históricos, ante la decisión del Reino Unido de salir de la Unión Europea, lo que provocó que la prima de riesgo nacional se disparase hasta los 168 puntos básicos.

Acerca de ProfesionalesHoy 15789 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy