El Banco de España se reunía con Bankia al menos dos veces por semana en 2011

Madrid, 28 jun (EFE).- El Banco de España ha remitido a la Audiencia Nacional un escrito en el que reconoce haber mantenido al menos dos reuniones semanales con los altos directivos del grupo BFA-Bankia durante 2011, cuando se produjo la salida a bolsa investigada por presuntas irregularidades.

En una comunicación remitida al juez instructor del caso Bankia, Fernando Andreu, la división de expedientes sancionadores del organismo explica que, con carácter general, los miércoles y jueves de cada semana se celebraban sendas reuniones con los directivos del área de contabilidad y los encargados de la liquidez del grupo.

La primera solía disponer de una agenda marcada por el equipo de inspección del Banco de España y constaba de varios apartados, entre ellos informar sobre circunstancias con impacto real o potencial en la solvencia, liquidez o rentabilidad del grupo, así como tratar asuntos pendientes y cuestiones concretas a abordar.

Según relata el escrito con fecha de 27 de junio y al que ha tenido acceso Efe, por parte de la entidad financiera asistían ocasionalmente el interventor y los colaboradores responsables del área de contabilidad, mientras que por el Banco de España acudían el jefe de equipo así como los inspectores encargados del seguimiento.

En el caso de los encuentros con los directivos responsables de liquidez, éstos tenían por objetivo conocer “la situación de los mercados mayoristas y de las emisiones del grupo BFA-Bankia, los movimientos del balance en la parte minorista y la gestión de tesorería”.

Al margen de las reuniones periódicas existía también la posibilidad de otras extraordinarias cada vez que el equipo de inspección “lo consideraba necesario para abordar cuestiones particulares”.

En todos estos encuentros no se redactaba un acta formal pero sí se elevaba a la jefatura, “de una manera informal y flexible, las principales conclusiones de las mismas cuando existía algo relevante”.

A partir de los datos recogidos en las sesiones, los inspectores pudieron cumplir con el objetivo marcado por el Banco de España de realizar un “seguimiento continuado” en los principales aspectos -solvencia, rentabilidad, liquidez y gobernancia- de la entidad.

La respuesta del organismo llega apenas dos semanas después de que el titular del juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional solicitase dicha información tras considerar la petición de uno de los querellados y exconsejero de Bankia, Antonio Tirado.

En el auto, el magistrado instaba también a la entidad a aportar “a la mayor brevedad posible” los detalles de los encuentros mantenidos entre las partes en 2011, es decir, en la época de Rodrigo Rato.

Además de los altos cargos de Bankia, en el caso también figuran como investigados -antes imputados- la firma Deloitte y su socio auditor Francisco Celma, que validaron los estados contables presuntamente falsos con los que la entidad debutó en bolsa.

Precisamente hoy se ha conocido que Deloitte ha pedido al juez que llame a declarar como testigos a la presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, y a varios responsables del Banco de España.

Asimismo, la auditora ha solicitado que comparezcan como testigos los socios de las firmas auditoras que avalaron las cuentas del resto de cajas que dieron lugar a BFA-Bankia, con objeto de que ratifiquen los informes emitidos entonces, ha confirmado a Efe un portavoz de la firma.

Acerca de ProfesionalesHoy 15810 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy