Renzi afirma que no trata de cambiar las reglas para rescatar a la banca italiana

Bruselas, 29 jun (EFE).- El primer ministro italiano, Matteo Renzi, aseguró hoy que no ha pedido cambiar las reglas comunitarias sobre ayudas de Estado para poder llevar a cabo una inyección de ayuda pública en las entidades más frágiles de la banca italiana, y aseguró que ya hay instrumentos para proteger a los depositantes.

“Debo confirmar esto que se ha dicho, en el sentido de que ninguno queremos cambiar las reglas”, aseguró Renzi durante una rueda de prensa celebrada al término del primer encuentro de líderes europeos a Veintisiete, sin la presencia del “premier” británico, David Cameron.

Renzi hizo estas declaraciones después de que la canciller alemana, Angela Merkel, avisara de que no se pueden cambiar las reglas de manera tan frecuente y que éstas ya son “suficientemente flexibles para responder a las especificidades de países individuales”.

Además, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, confirmó esta madrugada que había tratado la cuestión con Renzi y dijo que Bruselas “hará todo lo posible para evitar cualquier tipo de pánico bancario”, una mención que no ha gustado en el país.

“Mi mensaje es que no hay riesgo para el dinero de los ciudadanos”, recalcó por su parte Renzi, a la vez que aseguró que hay “instrumentos para poder llegar a este objetivo sin modificar las reglas”.

Italia contempla un nuevo programa de ayuda a los sectores más frágiles de su banca, con el que el Gobierno liderado por Renzi pretende inyectar unos 40.000 millones de euros de fondos públicos en las entidades para evitar que los prestamistas poco capitalizados sufran pérdidas, según el diario británico “Financial Times”.

Sin embargo, las normas europeas de ayudas estatales establecen condiciones estrictas para este tipo de operaciones, de modo que si se quieren inyectar fondos públicos, las perdidas deben ser compartidas también por los accionistas de las entidades.

Para evitar esto y que se produzca un pánico bancario, Renzi pretende que se declare que la situación creada tras el voto británico a favor del “brexit” sea considerada una situación excepcional que pone en riesgo el sistema financiero, para que se le conceda el margen necesario para la inyección de fondos públicos sin imponer pérdidas a los accionistas, siempre según Financial Times.

No obstante, el primer ministro italiano insistió en que “las cuestiones bancarias no estaban en el orden del día, porque no hay esta petición de cambiar las reglas”.

Un portavoz de la Comisión Europea (CE) explicó a Efe que la institución mantiene “contacto cercano y regular con Italia dentro de sus intercambios normales”, pero se negó a comentar en las “especulaciones sobre cualquier medida específica”, en referencia a la posible inyección de fondos públicos en la banca italiana.

Renzi afirmó también que Italia ha “perdido la ocasión de intervenir estructuralmente como lo hizo Alemania en torno a 2010 o 2011 con una inyección de 247 millones de euros para salvar sus bancos” y achacó esa decisión a sus predecesores que decidieron “no hacerlo cuando se podía hacer”.

“No se puede hacer ahora, que las reglas son diferentes. Nosotros no hemos pedido nunca modificar las reglas, lo que es absolutamente cierto es que en la situación en la que estamos, si hubieran problemas, estaríamos en las condiciones con las reglas actuales de proteger el dinero de los depositantes y de los ciudadanos”, insistió.

Acerca de ProfesionalesHoy 12551 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy