Vanke regresa a bolsa tras seis meses en suspenso y cae el 10 % máximo diario

Shanghái (China), 4 jul (EFE).- El grupo privado Vanke, la mayor inmobiliaria residencial de China, regresó hoy a las bolsas de Shenzhen (sureste) y Hong Kong, de donde se había retirado el pasado 18 de diciembre, y en Shenzhen ya suspendió su cotización, al caer el 10 % máximo diario, antes de llegar a la media sesión.

Las bolsas chinas de Shanghái y Shenzhen tienen un mecanismo para evitar inmensos desplomes o burbujas especulativas en un solo día (la cotización se suspende para toda firma que oscile más de un 10 % diario al alza o a la baja), pero no Hong Kong, donde, tras una inicial caída, Vanke ganaba hasta un 8,28 por ciento esta mañana.

El fundador de la inmobiliaria, Wang Shi, retiró a Vanke de ambos mercados en diciembre, en medio de una guerra interna por el control de la compañía, después de que la firma inversora Baoneng, que Wang describió como “bárbaros” a las puertas de su fortaleza, hiciera una compra hostil de títulos para ser de repente su mayor accionista.

La retirada de diciembre, anunciada para tres meses, por una supuesta “reestructuración de activos” que aún no se ha producido, se renovó el 18 de marzo por otros tres meses, con la aprobación incluso de Baoneng, y de nuevo el 19 de junio.

Fue entonces cuando Wang anunció que la reestructuración de activos aludida será la compra por Vanke de Qianhai, una filial inmobiliaria de la firma estatal del Metro de Shenzhen (SZMC), a cambio de acciones de la compañía, lo que diluiría el reparto actual de títulos, y haría de SZMC su mayor accionista seguido por Baoneng.

El plan, sin embargo, ha sido rechazado por Baoneng (hoy con un 24,26 % de Vanke), que propuso a su vez votar la expulsión de Wang y de otros 11 directivos de la cúpula ejecutiva de la firma, y por su actual segundo mayor accionista, el grupo China Resources (con un 15,24 %), que también se vería perjudicada por la maniobra de SZMC y la rechaza, pero que descartaba a su vez una expulsión de Wang.

Esa votación se produjo finalmente el pasado viernes, y Wang y su ejecutiva conservaron sus puestos, por lo que, en principio, sigue en marcha el plan con SZMC anunciado en junio, lo que ha hecho posible el desbloqueo de la firma y su regreso hoy al mercado, aunque previsiblemente continuará la batalla interna para frenarlo.

Eso explica la caída repentina de hasta el límite diario de un 10 % en Shenzhen, al poco de comenzar a cotizar tras seis meses y medio de incertidumbre para muchos de sus inversores chinos, deseosos durante meses de vender sus acciones en la inmobiliaria, mientras en Hong Kong, un mercado más profesional, remontaba al alza con fuerza.

El acuerdo con SZMC contrarrestaría la toma de control de la firma por parte de Baoneng, un conglomerado dedicado a las finanzas y al sector inmobiliario, pero que para financiar su inversión en Vanke y convertirse en su accionista principal hizo que una de sus filiales pidiera un crédito equivalente al doble de su capital.

“Nuestra gestión no da la bienvenida a que Baoneng sea nuestro mayor accionista, y la razón es sencilla: simplemente no tienen suficiente credibilidad”, declaró Wang en diciembre, en una reunión interna filtrada a los medios, temeroso de que los bancos desconfiaran de la solvencia de Vanke y le encarecieran el crédito.

Un reciente informe de Moody’s, previo a la votación del viernes, daba a la razón a Wang en ese sentido.

Acerca de ProfesionalesHoy 12567 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy