La sombra del “brexit” planea sobre la 37 cumbre semestral del Caricom

San Juan, 5 jul (EFE).- La sombra del “brexit” (la salida británica de la Unión Europea) planeó hoy sobre la 37 cumbre semestral de jefes de Estado de la Comunidad del Caribe (Caricom), que tiene a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, como invitada especial.

Los principales responsables de Caricom, integrada en su mayor parte por excolonias británicas, pidieron a los países miembros que no se planteen un movimiento similar al de Reino Unido con respecto al proceso de integración que se trata de impulsar desde esta organización.

Así, el presidente entrante de Caricom y primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, exhortó a sus homólogos a que no se sientan inspirados por el paso dado por el Reino Unido y que, al contrario, incrementen sus esfuerzos por fomentar la integración a todos los niveles.

En los últimos años se ha especulado con la intención de Jamaica de abandonar Caricom, después de que en diferentes episodios sus nacionales no pudieran disfrutar de la libre circulación de personas que supuestamente rige en la región.

Skerrit criticó que “en un momento en que el resto del mundo se está moviendo hacia la integración regional con el fin de labrarse un espacio económico en el mercado global y para equilibrar el poder de las grandes potencias emergentes, Reino Unido haya optado por el retiro al nacionalismo insular”.

El recién elegido primer ministro de Santa Lucía, Allen Chastanet, advirtió que “el ‘brexit’ ha puesto el foco sobre la supervivencia de nuestra integración”, aunque apuntó que la salida británica puede suponer “nuevas oportunidades” para Caricom, cuyo proceso de integración parece estancado en el tiempo.

Por su parte, Bachelet pidió a los mandatarios reunidos en Guyana una mayor cooperación entre América Latina y el Caribe alegando que ello “solo puede traernos beneficios regionales” y defendió que “el aumento del comercio regional es un imperativo de nuestro tiempo”.

Durante esta primera jornada de reuniones de la cumbre, que concluirá mañana, se recordó que el Reino Unido es uno de los socios comerciales más importantes del Caribe, así como el principal mercado emisor de turistas a la región y una fuente vital de asistencia en asuntos legales y financieros.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, uno de los más antiguos líderes de la región, defendió igualmente que el “brexit” no ha de servir de excusa para relajar los esfuerzos de integración regional y criticó “a quienes aseguran que Caricom está en estado de coma”.

“Caricom no es una federación, ni un Estado unitario, ni siquiera es una confederación”, dijo, para a continuación recordar que se trata de una “unión de Estados soberanos independientes”, que “necesitan una moneda única” para dinamizar su economía regional.

En su opinión, “ha habido mucha histeria en torno al ‘brexit’, en lugar de observarlo como una oportunidad para la región de consolidarse y trabajar en los aspectos positivos que pueda tener” ese movimiento del Reino Unido.

El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley, dijo que, en sentido contrario a lo decidido por los británicos, es urgente implementar de una vez el Mercado Común de la Comunidad del Caribe (CSME), diez años después de que fuera aprobado por primera vez.

“Hay que tomar posesión de los problemas de la agrupación” y “recordar la máxima de que el todo es mejor que las partes”, declaró, tras insistir en que su país abogará decididamente por potenciar las negociaciones en torno a la implantación real de la libre circulación de mercancías, recursos, mano de obra y servicios en la región.

A este respecto, reconoció que “no hay nada en Europa a partir de lo cual podamos obtener consuelo”.

El secretario general de Caricom, Irwin La Rocque, advirtió igualmente que el “brexit” puede “alterar la geopolítica del mundo”, pero expresó su confianza en que, pase lo que pase, “el Reino Unido y Europa seguirán siendo nuestros socios”.

El reelegido primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, dijo que si bien la mayoría de los países no anticiparon que los británicos votarían por abandonar la UE, es importante para la región discutir el impacto en áreas como el comercio.

En su opinión, Caricom debe utilizar este episodio como una oportunidad para evaluar “nuestra propia región, que se enfrenta también a otras muchas amenazas como el cambio climático, el aumento de las actividades delictivas y el narcotráfico”.

Afirmó que después de más de cuatro décadas de vida de Caricom “podemos decir que se ha logrado mucho” y la organización es “muy respetada a nivel internacional”, pero “creo que todos estamos de acuerdo en que también se puede decir que queda mucho más por hacer”.

Acerca de ProfesionalesHoy 16685 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy