La UE adopta nuevas normas contra la evasión fiscal corporativa

Bruselas, 12 jul (EFE).- Los países de la Unión Europea (UE) adoptaron hoy unas nuevas normas contra la evasión fiscal corporativa, que tratan de lograr que las multinacionales paguen impuestos donde generen beneficios y no los eludan con ingeniería fiscal.

“Esta nueva directiva tiene como objetivo proteger nuestras bases nacionales de impuestos corporativos contra las prácticas de planificación fiscal agresivas que afectan directamente al funcionamiento del mercado interior”, aseguró Peter Kazimir, ministro de Finanzas de Eslovaquia, país que preside este semestre el Consejo de la Unión Europea.

La nueva directiva trata de atajar algunas lagunas legales que permiten a las grandes multinacionales desplazar sus ingresos generados en un país europeo a otro socio con impuestos corporativos más bajos o hacia paraísos fiscales y declararlos allí, de manera que eluden el pago de gravámenes allí donde generan beneficios.

También busca evitar que estas grandes compañías se beneficien de dobles deducciones y otras artimañas pensadas todas ellas para reducir la cantidad de impuestos que pagan sobre los ingresos que generan en suelo comunitario.

Con este último paso la nueva directiva queda aprobada formalmente, de modo que los países tienen hasta el 31 de diciembre de 2018 para transponer las nuevas normas a sus legislaciones nacionales.

La excepción son las reglas de imposición de salida, las que se aplican en los casos de traslado de la residencia fiscal del contribuyente o de sus activos a otras jurisdicciones fiscales, para lo que los países podrán contar con un año más.

Además, aquellos países que cuentan con normas “igual de efectivas” que las nuevas normas que limitan los intereses podrán seguir aplicándolas hasta el 1 de enero de 2014 o hasta que la OCDE acuerde un estándar mínimo al respecto, una medida que se incluyó para contentar a Bélgica.

Estas reglas tratan de controlar la deducción de intereses de los préstamos intragrupo -una forma que usan algunas empresas para endeudar a filiales en jurisdicciones con impuestos altos y no pagar impuestos-, y la decisión de retrasar su obligatoriedad ha sido fuertemente criticada.

La nueva directiva ha sido objeto de críticas tanto del grupo de socialistas y demócratas como de los verdes del Parlamento Europeo -institución que aprobó hace unas semanas una opinión en la que se mostraba a favor de medidas más contundentes contra la elusión-, al considerar que podría haber sido más ambiciosa.

Acerca de ProfesionalesHoy 14893 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy