De Guindos ve “razones de peso” para que España evite la multa de la CE

Chengdu (China), 24 jul (EFE).- El ministro español de Economía en funciones, Luis de Guindos, ve “razones de peso” para que España evite la sanción de la Comisión Europea (CE) por el excesivo déficit y afirmó hoy que “el sentido común dice que no va a haber multa”.

Tras un fin de semana de negociaciones en los márgenes de la reunión financiera del G20 que se celebró en la ciudad china de Chengdu, el titular de Economía anunció que las tres mayores economías de la zona euro, Alemania, Francia e Italia, apoyan una cancelación del castigo a España.

El Ejecutivo comunitario tiene previsto pronunciarse el día 27 sobre su propuesta de sanción por el desequilibrio de las cuentas públicas -que podría oscilar entre 0 y 2.200 millones de euros y la suspensión de fondos e inversiones europeas-, así como sobre los nuevos objetivos de déficit en España para 2016 y 2017.

“Lo importante es que existen razones de peso que justifican que no haya multa para España ni tampoco para Portugal”, aseguró De Guindos.

Entre esas razones, el ministro de Economía citó el “esfuerzo fiscal que se ha realizado” en España, los “problemas de metodología” en el cálculo de la CE y las reformas estructurales, como también una inflación negativa.

En las alegaciones que presentó a la CE, el Gobierno español en funciones se comprometió a adelantar a julio el cierre de los presupuestos generales del Estado de 2016 y a aprobar medidas como la subida de los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades y el refuerzo de la lucha contra el fraude fiscal.

De Guindos se reunió este fin de semana con sus homólogos de Alemania, Wolfgang Schäuble; Francia, Michel Sapin; e Italia, Pier Carlo Padoan, quienes le trasladaron que “están en contra de que a España se le imponga ningún tipo de sanción”, según reveló el ministro español.

Además, el titular de Economía en funciones se entrevistó en Chengdu con el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, para discutir sobre la senda de ajuste fiscal para España.

La última indicación de Bruselas, de mayo, obligaba a un déficit de un 3,7 % del PIB en 2016 y a un 2,5 % en 2017.

Moscovici, al ser preguntado por los periodistas, rechazó comentar su reunión con el ministro español y emplazó a esperar al día 27 para conocer el sentir de la Comisión.

De Guindos también eludió manifestarse sobre si la CE ampliará o no hasta 2018 el plazo para que España cumpla con el límite de déficit del 3 % fijado en los criterios de Maastricht, aunque sí señaló que “hay un margen de maniobra para modificar dicha senda que se proporcionó”.

“La mejor opción para España es continuar reduciendo el déficit público con una senda adecuada y, fundamentalmente, va a depender del mantenimiento del crecimiento económico. Es muy importante que se mantenga en el entorno del 2,5 %”, indicó De Guindos.

En este sentido, el ministro de Economía avanzo que espera cerrar el año 2016 con un crecimiento económico del 2,9 %, dos décimas más de lo previsto inicialmente, pero también anticipó una “desaceleración” para 2017 en línea con la ralentización de la zona euro y la economía global.

“El cuadro macroeconómico, que sería el primer paso para la elaboración de un futuro presupuesto por parte del futuro Ejecutivo, estamos viendo que indica un año 2016 más fuerte de crecimiento económico, en el entorno del 3 %, concretamente el 2,9 %”, dijo De Guindos.

“Si (el crecimiento) se mantiene en el entorno del 2,5 %, el llevar el déficit público por debajo del 3 % es perfectamente factible”, aseveró el ministro.

En este sentido, el titular de Economía subrayó la importancia para mantener ese ritmo de expansión que se forme “con rapidez un Gobierno que tome medidas” en España, algo que, a su juicio, daría “confianza” a los agentes económicos.

“La economía española ha aguantado. Durante el primer semestre, los datos que tenemos de actividad, de empleo, han sido positivos, pero esta inercia no dura para siempre”, advirtió el ministro.

De Guindos urgió a la formación de un Gobierno para aprobar unos presupuestos y disipar la incertidumbre política que ha repercutido sobre la bolsa, la prima de riesgo o los flujos de inversiones extranjeras en un contexto económico internacional que calificó como “difícil”.

“Dilatar la incertidumbre, sin duda, no es un buen camino desde el punto de vista de mantener el crecimiento económico en España en el entorno del 2,5-3 % que es lo que hemos tenido en los últimos trimestres”, avisó el titular de Economía.

Acerca de ProfesionalesHoy 13548 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy