La balanza por cuenta corriente tuvo superávit de 4.300 millones hasta mayo

Madrid, 29 jul (EFE).- España obtuvo en los cinco primeros meses del año un superávit por cuenta corriente de 4.300 millones de euros, frente al déficit de 500 millones del mismo periodo del año anterior.

Según los datos del Banco de España publicados hoy, el saldo positivo es achacable a la buena evolución de la balanza de bienes y servicios, que mejoró su superávit de 8.500 a 11.100 millones, dentro de la cual el turismo y los viajes aportaron 11.200 millones.

Por el contrario el saldo de las rentas primarias y secundarias (rentas del trabajo, de la inversión, impuestos, cotizaciones, prestaciones sociales y trasferencias corrientes) fue negativo y registró un déficit de 6.800 millones, si bien fue menor al del mismo periodo del año anterior (9.000 millones).

El superávit por cuenta corriente sumado al saldo positivo de la cuenta de capital (1.100 millones) da como resultado una capacidad de financiación de la economía española de 5.400 millones frente a los 2.100 millones de un año antes.

La cuenta financiera, que mide las transacciones financieras entre los residentes y los no residentes, acumuló en los cinco primeros meses del año unas salidas netas de 6.600 millones de euros (excluido el Banco de España), por encima de los 1.700 millones de del mismo período de 2015.

La salida de capital es achacable al aumento neto de la inversión directa en el exterior, así como al aumento de la adquisición neta de activos de cartera en el exterior y a la desinversión de no residentes en España.

El saldo neto de la cuenta financiera excluyendo el Banco de España se situó sólo en mayo en 35.300 millones de euros, debido a la rúbrica de las inversiones de cartera y de otras inversiones que ascendieron a 11.700 millones y a 23.400 millones de euros, respectivamente.

Fuentes del Banco de España han señalado que el capítulo de inversiones de cartera son amortizaciones de deuda pública en manos de no residentes, mientras que las otras inversiones (préstamos, repos o depósitos) son las aportaciones más volátiles de la cuenta porque reflejan operaciones interbancarias y su signo positivo y negativo oscila mucho de un mes a otro.

El Banco de España explica que en una situación de superávit global de la balanza de pagos es normal que se produzcan salidas de capitales ya que los residentes tienen más liquidez y pueden deshacer deudas en el exterior o bien realizar mayores inversiones.

A partir de la cuenta financiera, la entidad calcula la posición de inversión internacional de España (diferencia entre activos y pasivos en el exterior) que al cierre del primer trimestre arrojaba una posición deudora para el país de 989.800 millones de euros, equivalentes al 90,8 % del PIB, superior al 90,2 % del PIB (974.900 millones) del último trimestre de 2015.

La posición neta del Banco de España frente al exterior disminuyó en 33.500 millones de euros entre enero y mayo.

Por otra parte, la balanza de pagos por cuenta corriente también registró un superávit de 2.800 millones de euros en mayo, 1.400 millones menos que en el mismo mes del 2015, como consecuencia del saldo positivo de los bienes y servicios que ascendió a 4.300 millones de euros impulsados por el turismo y los viajes que sumaron 3.500 millones de euros, 200 millones más que en mayo del año pasado.

El saldo de las rentas primarias y secundarias fue negativo en 1.400 millones, aunque menos que un año antes.

Acerca de ProfesionalesHoy 13551 Articles
Equipo editorial de ProfesionalesHoy